Latest Entries »

CONFLICTO ARMADO DEL ATLANTICO SUR (1982)

LAS BAJAS BRITANICAS

Recién se conocerán el 14 de junio de 2071

 

 

 

 Una vez terminada la guerra de
Malvinas, el gobierno británico dispuso un acta de secreto militar hasta el día
14 *de junio de 2072*, es  decir, 90 años. Hasta ese momento aquellos que
divulguen o den a conocer algún dato o información que se encuentre en ese
documento  serán adecuadamente procesados ante una Corte Marcial. No
se trata de un embrión de censura sino de una censura por razones de Estado
simplemente.

  Por ahora nadie ha hablado
sobre el contenido del acta de secreto,  pero hay certezas de que uno de
los puntos principales son las grandes pérdidas de vidas humanas que ha sufrido
el Reino Unido, durante la guerra de Malvinas. Sin olvidar también, la
simétrica pérdida de gran cantidad de vehículos de desplazamiento, tanto aéreos
como  marítimos. Gran parte de su logística quedo pulverizada o sepultada
en el Atlántico.

  Las cifras oficiales
británicas son de 255 caídos y 777 heridos y  aproximadamente 280
suicidios en los años posteriores por neurosis de guerra.
 
 Si se toma en cuenta el solo hecho de que el atacante siempre tiene más  bajas
que el defensor – la relación mas conservadora oscila entre 2 o 3 a  uno –
esa cifra es totalmente absurda, si calculamos que se trata de  un terreno
de despliegue parecido a Groenlandia o a Escocia.

 A continuación se muestra día a día
las bajas que sufrió Gran Bretaña  desde su llegada a las Georgias el día
23 de abril hasta el 14 de junio  de 1982, cuando las islas son retomadas
nuevamente (En rojo se detalla esencialmente la cantidad de bajas por cada día
de combate):

 BALANCE:

En color rojo figura
el total de caídos en el día.
Cada vez que se observa un "+", es porque el número de bajas
estimado
es mayor que el real.

Entre
paréntesis, se ha colocado en varias oportunidades un número
estimativo, que es mas bien un porcentaje probable, sobre que cantidad
de tropa ha perecido en cada ataque del día.



 

 

 

 

 


 23/04: 1 (1) Cae
helicóptero Sea King en Georgias.

01/05: 10 (2) Dos harriers destruidos cerca de Puerto
Argentino. 8 marinos mueren ante los ataques de la FAA a los siguientes buques: HMS
Arrow, HMS Exeter, HMS Glamorgan, portaaviones HMS Hermes, HMS Alacrity.


02/05: 1 Sea Harrier en Puerto Argentino derribado por un cañón
de 20 mm. de artillería.

04/05: 43 (3) Harriers derribados en la Base Aérea Cóndor
Malvinas.
Hundimiento del HMS Sheffield (40). El portaaviones Hermes pudo haber sufrido
el impacto de un Exocet. Esto obliga al portaviones a desplazar su ruta hacia
el Este y alarga el radio de acción de la aviación británica. Otros informes
indican que el portaviones fue semihundido.

05/05: 1 (1) infante de marina en Bahía Elefante.
06/05: 2 (2) Son derribados dos Harriers al norte de la Isla Soledad.

12/05: 4 El HMS Glasgow, queda fuera de combate. Ataque al
HMS Brilliant.

17/05: 1 (1) es derribado helicóptero Sea King en costas
argentinas.

18/05: 22 Helicóptero Sea King chocó con Albatros (según
fuentes
argentinas fue derribado).

19/05: 1 (1) Cae helicóptero Sea King y muere un experto en
SAS.

21/05: 32 Dos Gazelles derribados en San Carlos (3). Es
hundido el HMS Ardent (22). Son dejados fuera de combate: HMS Argonaut, HMS
Antrim, HMS  Brilliant. Es dañado el HMS Broadsword. Son derribados 3 Sea
Harriers (1). Es derribado un Sea King (1).

22/05: 1 Es derribado un Harrier.

23/05: 8 Un Harrier se estrelló en salida nocturna del
portaaviones Hermes (1). Es hundido el HMS Antelope (7).

24/05: 10 Fueron dañados los siguientes buques: HMS Sir
Lancelot, HMS Sir Galahad, HMS Sir Bedivere, HMS Fearless (6+). En el caso del Fearless,
se estima un número mucho mayor, ya que en ese momento tenía una tripulación de
mas de 500 hombres y llevaba alrededor de 300 soldados para desembarcar en San
Carlos. Es poco probable que haya tenido solo 6 bajas si calculamos impacto,
mas explosión y aceite hirviendo en el agua mas hipotermia. El cálculo no
parece ser real.

25/05: 135 Son abatidos tres Harriers (3). Son hundidos:
HMS Coventry
(90+) (se hundió en menos de 20 minutos), HMS Atlantic Conveyor (20).
Son dejados fuera de combate: HMS Broadsword, HMS Sir Lancelot. Son dañados:
HMS Alacrity, HMS Yarmouth. Dos Sea King son derribados, y otros 2 averiados.

27/05: 11 Mueren siete infantes de marina en San Carlos
(7). Son derribados tres helicópteros Gazelles, y un Sea King (4).


28/05: 136 Dos helicópteros Sea King derribados, mas un
Scout (3). Muere un soldado en la isla Gran Malvina (1). Entre el 27 y el 29 de
mayo mueren (130) hombres del 2 Para y del Royal Auxiliar en la Batalla por Darwin.

Es el equivalente de una compañía de
infantería integra.

30/05: 44 Desde el 23 al 30 de mayo mueren (38) hombres en la Batalla por Pradera del
Ganso. Sea Harrier se estrella (1). Es atacado el portaaviones HMS Invincible
(5+), el cual sufre 1 Exocet y dos bombas de 250 kgs. cada una. Según fuentes extraoficiales
el portaaviones se hundió. De ser esa teoría cierta (muy probable) las cifras
serían mucho mayores que cinco bajas.

08/06: 162 Ataque en Fitz Roy. Son hundidos: HMS Sir
Galahad (89), HMS Sir Tristam (40), lanchón de desembarco (LCU) Foxtrot (6+)
(aunque no estaba lleno de soldados, debido a que transportaba material logístico,
las bajas pueden ser mayores). Mueren (8+) chinos en la playa, debido a los
fuertes bombardeos.

Es dejado fuera de combate el HMS
Avenger. Es atacado el HMS Plymouth en Bahía Agradable, por cinco misiles de la
aviación argentina.

09/06: 18 Mte. Dos Hermanas, comandos del SAS.

10/06: 4 Perecen (4) infantes de marina por accidente.

11/06: 44 Mueren entre el 11 y el 12 de junio: (3) en Mte.
Harriet, (23) del 3 Para en Mte. Longdon, (4) del 45 de comandos, (1) del 42 de
comandos, (13) de la compañía B.

12/06: 29 (4) en Mte. Dos Hermanas. Es dejado fuera de
combate el HMS Glamorgan (25), siendo atacado por tercera vez, aunque en esta
ocasión por un Exocet desde Puerto Argentino.

13/06: 360 entre el 13 y 14 de junio por las Batallas de
Mte.
Longdon, Mte. Wiiliams y Wireless Ridge.

*TOTAL: 1090 caídos*, sin contar un posible número mayor (+).

 

14/06: 10 (5) en Zapper Hill, dos Sea King son derribados.
Combate en Top Malo House (5).


 BUQUES
AVERIADOS:*

 
 Buques perdidos (hundidos o destruidos): 8

 Destructor Tipo 42 clase Sheffield
(D-80) HMS Sheffield

 Destructor Tipo 42 clase Sheffield
(D-118) HMS Coventry

 Fragata Tipo 21 clase Amazon
(F-184) HMS Ardent

 Fragata Tipo 21 clase Amazon
(F-170) HMS Antílope

 Buque Logístico de Desembarco
(L-3005) RFA Sir Galahad

 Buque Logístico de Desembarco
(L-3505) RFA Sir Tristam

 Portacontenedor de Gran Porte
Atlantic Conveyor

 Lancha de Desembarco Foxtrot 4

 Buques fuera de combate
(inactivos): 9

 Submarino clase Oberon (S-21) HMS
Onyx (accidente operacional)

 Portaviones Liviano (R-05) HMS
Invincible (¿hundido?)

Fragata Tipo 21 clase Amazon (F-174) HMS
Alacrity

Fragata Tipo 21 clase Amazon (F-185) HMS
Avenger

Fragata Tipo 21 clase Amazon (F-173) HMS
Arroz

Fragata clase Leander (F-56) HMS Argonaut

Crucero Liviano clase County (D-18) HMS
Antrim

Crucero Liviano clase County (D-19) HMS
Glamorgan

Destructor Tipo 42 clase Sheffield (D-88)
HMS Glasgow

Buques averiados de consideración (casi
inactivos) : 5

Fragata
Tipo 22 clase Broadsword (F-90) HMS Brilliant

Fragata
Tipo 22 clase Broadsword (F-88) HMS Broadsword

Fragata Tipo 12 clase Rothesay (F-126)
HMS Plymouth

Fragata Tipo 21 clase Amazon (F-172) HMS
Ambuscade

Buque Logístico de Desembarco (L-3029) RFA
Sir Lancelot

Buques averiados: 9

Portaviones Liviano (R-12) HMS Hermes

Destructor Tipo 42 clase Sheffield (D-89)
HMS Exeter

Buque de Asalto Anfibio (L-10) HMS
Fearless

Buque Auxiliar de Apoyo clase Tide (A-76)
RFA Tidepool

HMS
Sir Bedivere

TOTAL
BUQUES PERJUDICADOS: 31

 

HMS Yarmouth

RFA
Norland

Dos naves no identificadas (lanchones de
desembarco)

 
AERONAVES
PERDIDAS:*


ESCUADRONES
AERONAVALES DE LA FLOTA
REAL:

Sea Harrier derribados: 19

Fuera de servicio por fallas y
accidentes: 10

Helicopteros derribados: 13

Fuera de Servicio: 32


RAF


Harrier derribados: 12

Fuera de Servicio: 5

Helos (Helicópteros de Ataque)  derribados: 12

Fuera de Servicio: 26

ROYAL MARINES

Helos (Helicópteros de Ataque)  derribados: 13

Fuera de Servicio: 4


EJÉRCITO
INGLÉS:

Helos (Helicópteros de Ataque)  perdidos x derribos y accidentes: 8
             

Total Sea Harriers derribados: 19

Total Sea Harriers fuera de servicio: 10

Total Harriers derribados: 12

Total Harriers fuera de servicio: 5

Total helicópteros derribados: 46

Total helicópteros fuera de servicio: 62

TOTAL AERONAVES PERDIDAS: 154

 

 
 

Total aviones (Harriers, Sea Harriers) desplegados en Malvinas: 77, de los
cuales 46 quedaron inutilizados.

CONCLUSIÓN: *


TOTAL CAÍDOS: 1090


TOTAL BUQUES DAÑADOS O PERDIDOS: 31


TOTAL AERONAVES PERDIDAS: 154

 


Total helicópteros
desplegados en el Atlántico Sur: 171, de los cuales 108 quedaron inutilizados.

* Gran Bretaña nunca declaró
el verdadero número de bajas de sus tropas ni la pérdida de numeroso armamento.
Fue superior a la Argentina
y queda demostrado por el gran daño sufrido, que supera ampliamente al que
recibió Argentina.

  Si hoy las islas se
encuentran en posesión británica es  esencialmente gracias a la ayuda que
Gran Bretaña recibió de los  Estados Unidos de Norteamérica y de la República de Chile en el
marco regional, y demás miembros de la
OTAN.

 Sin olvidar a la mayoría de los
países europeos (excepto Irlanda e  Italia), quienes sancionaron
económicamente a la
Argentina.

 El caso francés fue ambiguo, si
bien Miterrand facilitó a la  Thatcher el sistema operativo de los Súper
Etendard, un general  francés en actividad en la Aeroespacial,
conectado con argentinos en  París facilitó que la provisión de repuestos
de las bases francesas en  Gabón llegase a la Argentina.

 Israel también ofreció ayuda
técnica e Italia quedó sorprendida por la  performance de sus aviones
ligeros.

Lo
cierto es que un triunfo táctico argentino solo dejaba dos posibilidades, o un
ataque nuclear limitado sobre el continente-políticamente muy costoso para GB e
irracional – los kelpers no se merecían tanto – o una larga negociación
diplomática con
evacuación parcial argentino – británica e intervención de la ONU en el teatro de
operaciones con una fuerza de interposición modelo greco chipriota.

 
Datos extraoficiales británicos aseguran que el número de caídos se acercaría a
1300, lo cual la cifra de más de 1000 bajas no es descabellada ya que el orden
de batalla británico era de ataque pero con un desconocimiento absoluto de la
performance de los sistemas de armas argentinos que eran europeos en su mayor
parte y desbarataba su estrategia de hacer fácilmente pie en las islas.

 
Un Gallipoli Dos preocupaba al Almirantazgo.

Chile, por su parte ejecuto un
colaboracionismo de baja intensidad pero preventivo. Sectores de la
inteligencia chilena siguen sosteniendo que cada baja o destrucción del sistema
de armas argentino reforzaba la autonomía chilena que era estrictamente
defensiva.

 Brasil no apostó a la negociación
que si encaró el Perú y por su parte tanto Venezuela como Cuba se demostraron
los dos países mas interesados en apoyar militarmente las posiciones
argentinas.

La posición chilena, que mal podía
condolerse por la derrota argentina, obligó al despliegue argentino a dejar
parte de su infantería de  montaña para repeler un posible ataque por la
retaguardia y proporcionó  inteligencia esencial para los bombardeos
británicos.

En el aspecto psico-social y cuando ya
los árboles de la ira están apagados no puede dejar de señalarse que la
población civil kelper fue respetada por los bandos en guerra y que la
colaboración y comunicación permanente de las iglesias católica y anglicana –
los vicariatos castrenses están exactamente para eso – fue útil para resguardar
hombres y efectuar tareas humanitarias de intercambio de prisioneros.

En el ínterin, los que vivan tendrán que
esperar hasta el 2072.

 BIBLIOGRAFÍA:*
 
 
Bramley,
Vincent, Viaje al infierno, Bs. As., Ed. Planeta, 1992.
 Busser, Carlos, Malvinas, conflicto vigente, Bs. As., Ed. Vórtice, 1999.
 Carballo, Pablo, Halcones sobre Malvinas, Bs. As., Ed. Cruzamante, 1985.
 Cardoso, Kirschbaum, Van der Koog, Malvinas, La trama secreta.
 Eddy, Paul, The Falklands War, 1984.
 Gral. Thompson, Julián, No Picnic.
 Hastings, M. y Jenkins, S., La
Batalla por las Malvinas, Bs. As., Emecé,  1984.
 Kanaf, Leo, La batalla de las Malvinas, Bs. As., Tribuna Abierta, 1982.
 Kasansew, Nicolas, Malvinas, a sangre y fuego, Bs. As., Abril S.A., 1982.
 Mattasi, Francisco Pío, La batalla aérea de nuestras Malvinas.
 Moro, Ruben O., La guerra inaudita.
 O´Connell, Portela, Malvinas, su advertencia termonuclear, AZ Editora.
 Pacheco, Julia Solanas, Malvinas ¿Y ahora… qué?, Bs. As., Plus Ultra,  1996.
 Preston, Antony, Sea Combat of The Falklands.
 Seineldin, Mohamed Alí, Malvinas, un sentimiento, Bs. As., 2004.
 The Sunday Times Insight Team, Una cara de la moneda.
 Ignacio Montes de Oca, Tierra de Nadie.Editorial Sudamericana, Bs As.,
2006.

Dr. DARDO RAMÍREZ BRASCHI

"La revolución de Mayo partió a la sociedad en
Corrientes"

Así lo expresó el historiador y abogado Dardo Ramírez
Braschi en diálogo con Sudamericana. Explicó que fue un fenómeno que
dividió a todos los sectores de la población también en la Argentina:
comerciantes, aborígenes, militares y la Iglesia. Dijo que Corrientes no
era una ciudad importante en esa época y que su economía era muy
limitada.

En declaraciones a Sudamericana, el historiador y
abogado, Dardo Ramírez Braschi expresó en el marco del Bicentenario de
la Nación que "la revolución de Mayo partió a la sociedad en Corrientes y
a toda la Argentina".

Consideró que "no se visualizaba una
lucha por la independencia o una fractura con España. Pero lo que sí, se
partieron los sectores como ser militares, aborígenes, comerciantes".

"Los
comerciantes en Corrientes se dividieron. Hubo grupos que estaban
relacionados con el poder español, y que no les convenía separase de
ellos por una cuestión comercial. Había dos grupos: los comerciantes
querían seguir con el antiguo régimen, y los hacendados, que vendían
cueros, y que querían que los puertos se abrieran para que vengan los
ingleses a comprar al Río de la Plata", dijo.

Según el
historiador, "Corrientes no era una ciudad importante y lo demuestra su
arquitectura: los edificios no eran grandes estructuras. La economía de
esta ciudad era limitada, a diferencia de Asunción y de Santa Fe.
Corrientes tan solo actuaba en alianza con Asunción y a veces con Buenos
Aires".

Agregó que "la Iglesia como todo factor de poder
también se partió. Habian sacerdotes que defendían fervientemente al
poder español y otros no. Se dividieron familias enteras, no fue una
cuestión lineal".

En relación a la conformación de los partidos
políticos, Ramirez Braschi expresó que "en 1880 recién surgieron los
partidos políticos en forma orgánica. Antes de esto sólo había clubes en
donde la gente se asociaba pero solamente para determinadas elecciones y
después todo se disolvía. Luego se hablaba de Partido Unitario y
Partido Federal, pero era parte de sectores ideológicos y no eran una
estructura orgánica".

Pagina: http://radiosudamericana.com/site/nota/la-revolucion-de-mayo-partio-a-la-sociedad-en-corrientes

Para romper el hermetismo respecto de la disputa de soberanía sobre el vasto patrimonio de nuestra “pampa sumergida”
¿QUÉ ESTÁ PASANDO?
En la Plataforma Continental Argentina, en el Mar Argentino y en nuestro Sector Antártico

ULISES VII :¿SERÁN OTROS, QUIENES VIVIRÁN CON LO NUESTRO? ¿QUIÉN DECIDE Y COMO SE MANEJAN LOS RECURSOS DE 6.000.000 DE KM2 ARGENTINOS?

El patrimonio de los argentinos sobre los recursos petroleros submarinos en 6.000.000 de km2 está en manos de Exequiel Espinosa, funcionario notoriamente salpicado por el escándalo del valijazo y al comando de licitaciones inconsultas o temerarias que pueden resultar funcionales a los intereses británicos.
ENARSA Y SUS 6.000.000 DE KM2
Por la ley Nro. 25.943 del año 2004 que creó a ENARSA, esta SOCIEDAD ANÓNIMA tiene la “titularidad de los permisos de exploración y las concesiones de explotación sobre la totalidad de las áreas marítimas nacionales”.
La coordinadora de la COPLA Dra F. Armas-Pfirter admite ahora oficialmente que la Plataforma Continental Argentina (PCA) es de 4.700.000 km2 a la que se sumarán 1.300.000 km2. (TELAM 13/9/2008).1
Es decir que ENARSA y su Presidente Ezequiel Espinosa disponen de derechos soberanos o “superpoderes” sobre el destino de los hidrocarburos de una zona cuya superficie es de más de 6.000.000 de km2, o sea el doble de todo el territorio continental argentino.
Dado que ENARSA adoptó una figura jurídica proveniente del derecho privado, en la práctica es un estratégico organismo que funciona sin controles estatales efectivos y sin rendir cuentas al Parlamento. ENARSA tiene un capital social de solo 50.000.000 de $ y una plantilla de ínfimos 35 empleados. Se podría calificar que es el escándalo del siglo que una SA cuyo capital social asciende a solo 50.000.000 de $ y tenga 35 empleados, resulte concesionaria de una superficie de 6.000.000 de km2, bajo cuyo subsuelo yacen recursos hidrocarburíferos de decenas de miles de millones de barriles de petróleo.
Se trata de una Sociedad Anónima, cuya propietaria en los hechos es un grupo de funcionarios gubernamentales y que no cuenta con la capacidad económica, financiera, patrimonial, técnica ni humana para abordar el gigantesco recurso natural que tiene bajo su
1 ULISES celebra sinceramente que luego que distintas personas y diferentes organizaciones reclamáramos por la omisión en los documentos de la COPLA que solo hablaban de 1.000.000 de km2, ahora su coordinadora mencione la integralidad del territorio marítimo que legítimamente nos corresponde.
administración. Pareciera que, como anticiparon los diputados que se opusieron a que se creara como Sociedad Anónima, ENARSA es una pantalla del Estado para negocios privados.
Negocios que, como veremos, van más allá de sonado caso del valijazo, donde el Sr. Espinosa contrató y viajó en el famoso vuelo del affaire de la valija del Sr. Antonini.
UNA VALIJA QUE ENTRA Y MUCHAS VALIJAS QUE SALDRÁN CON PETRODOLARES ARGENTINOS: Cabe preguntarse si el escándalo de la valija ha condicionado capacidad de gestión del Sr. Espinosa. Cabe preguntarse si el Sr Espinosa es idóneo para manejar el patrimonio de los argentinos sobre una superficie de 6.000.000 de km2.
Pero así como los grandes medios de comunicación llenan infinidad de páginas por una valija que entró de contrabando, poca atención le prestan a las valijas que seguramente saldrán llenas de petrodólares argentinos. Nuestros recursos petroleros, salen otra vez para ser rematados por el mundo.
Como sucedió en el último viaje de la Presidente CFK, donde el rol protagónico correspondió al Ministro De Vido que convocó al mundo de los negocios para que concentraran su atención en los hidrocarburos de nuestra PCA.
La crónica del diario Clarín del 24 de setiembre al respecto señala que: “A la saga de los formidables hallazgos en la plataforma continental brasileña, el Gobierno buscó ayer interesar a un compacto grupo de empresas energéticas de los Estados Unidos sobre el proyecto de exploración off shore del Mar Argentino, sobre el que trabaja ya la empresa YPF y Petrobras, entre otras. La novedad apareció durante el encuentro que mantuvo el ministro de Planificación, Julio De Vido, con más de una decena de empresarios de este país y de la Argentina en el New Yok Palace Hotel, atrás de la iglesia de San Patricio. En una lista de las empresas que allí estuvieron no pueden faltar: Occidental Petroleum, Shell, Cargill, Boeing, Intelsat, Dell, Exxon, Stonebeach, GE Comercial, Nasdaq y Goldman Sachs Group. Entre los argentinos: Techint, Banco Macro; Coto, Corporación América, Electroingeniería, Aeropuertos Argentina 2000, Grupo Dolphin, INVAP y Banco Galicia, entre otros”.
La generosidad de este gobierno cuando sale de gira parece no tener límites: pagar al Club de París, reconocer la deuda a los bonistas holdouts y de paso cañazo: entregar todo el petróleo offshore o submarino.
UNA LICITACION QUE PUEDE SER FUNCIONAL A LOS INTERESES BRITANICOS:
En la última semana se registra una hiperactividad y apresuramiento de ENARSA para el otorgamiento de permisos de prospección, exploración y explotación de hidrocarburos en la PCA. El 8 de octubre finaliza la venta de pliegos del CONCURSO PÚBLICO NACIONAL E INTERNACIONAL PARA LA EXPLORACIÓN Y EXPLOTACIÓN DE ÁREAS COSTA AFUERA (Ronda 01). Están en oferta 9 áreas (E4 a E12), por un total de 100.000 km2 de superficie y las ofertas deben presentarse antes del 4/11/2008.
Pero, tal como está diseñada esta licitación, puede seriamente perjudicar nuestros derechos de soberanía sobre la PCA y ser funcional a la consolidación de las pretensiones e intereses británicos, ocasionando para el país la pérdida de millones de km2.
No resulta razonable ni prudente que ENARSA otorgue permisos, sin tener en cuenta INTERESES SUPERIORES de la Nación, mientras se encuentra pendiente la cuestión de la delimitación del borde externo de la PCA y se registra una fuerte ofensiva jurídica-política y comercial en las Islas Malvinas.
La ubicación de las áreas otorgadas o a otorgar es un tema estratégico y trascendente.
Sospechosamente ENARSA se ha abstenido de toda intervención sobre el área en disputa de soberanía., o sea los 4.500.000 de km2. Esto da una señal favorable y funcional para los intereses petroleros británicos y contribuye a consolidar sus posiciones.
Sospechosamente también ENARSA ha otorgado concesiones más allá de las 200 millas, en áreas no disputadas por el RU. Esto que parece un avance puede tener serias consecuencias lesivas al interés nacionales un futuro próximo. Otorgar áreas en zonas aún no reconocidas internacionalmente puede servir de contraargumento para que el RU haga lo propio en futuro sobre las áreas en disputa con la Argentina.
Surge de inmediato una serie de preguntas: ¿Las decisiones de la localización de áreas a concesionar por parte de ENARSA se tomaron con al consulta y aprobación de la Cancillería argentina ?. ¿Qué relación tiene ENARSA con la COPLA que es la encargada de delimitar o fijar los límites de la PCA de la cual ENARSA es la concesionaria?. Habiendo la COPLA establecido entendimientos de coordinación con los británicos cabe preguntarse si ¿existe coordinación dentro del aparato estatal argentino?. Entre la Cancillería, ENARSA, COPLA, Defensa, Secretaría de Energía y las Comisiones competentes del Parlamento?.
Sobre la COPLA reiteramos que sigue sin conocerse la identidad de su Presidente y que funcionarios que hablan en nombre de la COPLA efectúan declaraciones contradictorias y estimaciones sorprendentemente dispares sobre la superficie de nuestra plataforma continental. Como vimos anteriormente la coordinadora general Armas de Pfirter habla de 6.000.000 de km2 y el geólogo Florencio Aceñolaza, recientemente designado como “presentador” habla de 3.000.000 de km2. (DIARIO LA GACETA de Tucumán del 1/10/08) ¿A quién creerle?
La ubicación de las nuevas áreas otorgadas o a otorgar por ENARSA localizadas más allá de las 200 millas y en zonas no disputadas por el RU , además de ser perjudicial para los derechos futuros sobre el lecho y subsuelo marino en torno a Malvinas, Georgias, Sándwich y Antártida.
Estas actitudes contribuyen a fortalecer la hipótesis de la existencia de entendimientos implícitos entre las autoridades e intereses británicos y grupos incrustados en los estamentos de gobierno nacional.
De los 6.000.000 de km2 a los que hace referencia la COPLA entre un 75 y 78% al menos terminarían en el corto y mediano plazo en manos británicas. La otra porción, es decir la Plataforma residual en manos de funcionarios de ENARSA y las empresas adjudicatarias. En manos de los argentinos, tal vez nada. Por este camino ¿serán otros quienes vivirán con lo nuestro?.
ULISES
4 DE OCTUBRE DEL 2008

Para romper el hermetismo respecto de la disputa de
soberanía sobre el vasto patrimonio de nuestra “pampa
sumergida”
¿QUÉ ESTÁ PASANDO?
Parte II

En la Plataforma Continental Argentina, en el Mar Argentino y en nuestro Sector Antártico.       Por ULISES

1. Los “buques de oportunidad”, las deficiencias de equipamiento de la COPLA y la
consiguiente dependencia de buques y potencias extranjeras.
El estado inexplicablemente menesteroso de la COPLA -a once años de su creación- queda al
descubierto al verificarse que ese organismo decidió recurrir a “buques de oportunidad”
pertenecientes a organismos estatales extranjeros que están recolectando para sus respectivos
países datos de enorme valor estratégico sobre nuestra plataforma continental y sus
hidrocarburos. Según la información que disponemos esos buques son, por lo menos, los
siguientes: el buque “Ronald H. Brown”, de la National Oceanic and Atmospheric
Administration (NOAA) de los Estados Unidos de América, el “Nathaniel B. Palmer”, buque
de investigación polar al servicio de la National Science Foundation de los Estados Unidos de
América, y el “Marion Dufresne”, buque polar de investigación del Institut Polaire Francais
Paul Emile Victor (IPEV). En su momento también se utilizó el barco Thales Venturer de la
empresa Thales – un consorcio integrado por las firmas Thompson y Horizon.
Según Juan I. de Abelleyra, del Servicio de Hidrografía Naval argentino, e integrante de la
COPLA, “los datos de batimetría (medición de profundidades) que podemos obtener del
buque Ronald Brown de la NOAA y el mismo tipo de información obtenida de los buques de
investigación Nathaniel Palmer y Marion Dufresne, después de ser procesados en el Servicio
de Hidrografía Naval, serán muy útiles para controlar nuestras líneas de haz simple ya hechas
o que se harán”.
Finaliza el experto de la COPLA diciendo, en el mes de febrero del 2008: “Mientras la
Argentina no tenga la capacidad de hacer estudios multi-haz, la totalidad de los datos
que usaremos en apoyo de nuestra presentación nos está llegando gracias a las actitudes
cooperativas asumidas por la Nacional Science Foundation (NSF), el Instituto Polar
Francés (IPEF) el Alfred Wegener Institut (AWI) y ahora, bueno es decirlo, la NOAA”.
Esto contradice abiertamente la información del Servicio de Hidrografía Naval y COPLA
recientemente difundida (3ª semana de agosto), según la cual “el ARA Puerto Deseado – con
una sonda monohaz de alta tecnología y un magnetómetro que permitirá la obtención de datos
de alta calidad para la COPLA”. Cabe preguntarse: ¿la tecnología monohaz es de última
generación como lo afirma la COPLA? o en cambio, es deficiente y debe necesariamente
completarse con la tecnología multihaz a la que se refiere el técnico de Abelleyra, y de la que
no dispone la Argentina. ¿Cuáles son las razones de esta falencia técnica?. Además de los
dichos de Abelleyra hemos chequeado esta información, con fuentes vinculadas al quehacer
naval, que nos confirmado la obsolescencia del sistema monohaz que se ha utilizado y
también que el ARA Puerto Deseado se encuentra “fuera de servicio”.
2. Las incógnitas respecto a las áreas geográficas relevadas.
En el mismo párrafo del referido documento de la COPLA se expresa que el ARA Puerto
Deseado “realizó una campaña batimétrica al sur de la Isla Grande de Tierra del Fuego, sobre
la falla de Shackleton, en enero de 2007. A fines de mayo de 2008 dicho buque culminó
satisfactoriamente la realización de una campaña que abarcó otras dos zonas de la plataforma
continental argentina”. Llama la atención la precisión de la referencia de la zona relevada en
enero de 2007 en contraste con la vaguedad y total falta de referencia geográfica referido a las
otras “dos zonas”. ¿De qué zonas se trata? Al fin de cuentas estamos hablando de territorio
argentino, o mejor dicho de plataforma continental argentina.
En ese sentido cabe que nos preguntemos: ¿Penetró alguna vez el ARA Puerto Deseado en la
zona dentro de las 200 millas en torno a las Malvinas? Si la contestación fuera negativa,
¿cuáles son las razones de dicha significativa abstención? ¿No podría dicha abstención
perjudicar la posición argentina?
3. ¿Cuánto dura un presidente de la COPLA?
El sitio web de la COPLA no permite determinar quién es su actual presidente.
Aparentemente hasta el mes de marzo de 2008 fue presidida por el Embajador García Moritán
(recordemos su responsabilidad en el conflicto Uruguay-Botnia), luego por el Embajador
Tacchetti. En el reciente seminario denominado “Ciclo Storni” organizado por el Ministerio
de Defensa figura una ponencia del Embajador Raúl Ricardes como presidente de la COPLA.
¿Es que la COPLA tuvo tres presidentes durante el último semestre? Una respuesta afirmativa
sería preocupante dada la perentoriedad del plazo del plazo de presentación y la existencia de
versiones contradictorias sobre el estado real de los trabajos desarrollados por la COPLA.
4. ¿Por qué no se llamó antes a licitación por alquiler de buques y helicópteros?
El Ministerio de Defensa ha convocado a una urgente licitación, cuyo sobre se abría el lunes
25 de agosto de 2008, para el alquiler de un buque rompehielos, un buque polar y dos
helicópteros pesados; con el objeto de cumplimentar la campana antártica.
Las autoridades deberían explicar el porqué de este llamado tardío y apresurado, dada la
envergadura de los intereses en juego.
Estas noticias recientes, confirman lo anticipado en “Qué está pasando con la plataforma
continental argentina” (primera parte), punto 7, en cuanto se refería al “festejo anticipado y
ficticio de obras no realizadas”, ya que no había motivo alguno para festejar. Evidentemente
esos trabajos no se han terminado puesto que se ha llamado a licitación justamente para
alquilar un buque con capacidad polar para emplear en la recolección de datos relativos a la
plataforma continental argentina en la Antártica.
5. Mirarse en el espejo del Brasil.
El 6 de septiembre próximo el Presidente del Brasil, en ocasión de la fiesta nacional de ese
país, colocará en el centro de su discurso la cuestión de los logros obtenidos en exploración y
explotación de recursos petroleros en la plataforma continental brasileña. Para el mes de abril
de 2009 se anuncia una gran fiesta nacional brasileña para celebrar la extracción de los
primeros barriles de petróleo provenientes del mega-yacimiento recientemente descubierto,
que permitirá, según Lula, solucionar los problemas de pobreza y distribución y deuda social
de su país. En este contexto recordamos que en nuestro trabajo del 5 de agosto de 2008
mencionamos la información que Brasil le dio a la Argentina, según la cual sus estudios
sísmicos les indicaban que en la plataforma continental argentina había tanto o más petróleo
que en la parte brasileña. Cabe preguntarse si la Argentina sacó alguna conclusión de esos
datos, o si se consideró solicitar la cooperación del Brasil, nuestro vecino regional y miembro
del MERCOSUR, que es el país más exitoso del mundo en producción petrolera offshore y
que hace años efectuó su presentación ante la Comisión de Límites de Naciones Unidas.
6. Contradicciones, reticencias y GRAVES OCULTAMIENTOS de las autoridades de la
COPLA ante el Senado de la Nación:
El 13 de agosto de 2008 pasado, en la reunión de la COMISIÓN DE RELACIONES
EXTERIORES Y CULTO con la Presidencia del senador Reutemann, se hicieron presentes y
expusieron ante los senadores el embajador Luis Baqueriza, presidente alterno de la COPLA
(Comisión Nacional de Límite Exterior de la Plataforma Continental); la doctora Frida Armas
Pfirter, coordinadora general ; el ministro Guillermo Rossi, subdirector de Dirección de
Malvinas y Atlántico Sur; y la doctora Paula María Vernet, coordinadora de la COPLA.
Lo primero que llama la atención es que ante un tema de tanta importancia y en el marco de
una reunión de la Comisión de RREE del senado de la Nación no concurriera ni el Director de
Malvinas y Atlántico Sur; ni el Presidente de la COPLA; delegando la representación de la
cancillería en segundos funcionarios que ni siquiera tienen firma. Pero no vamos a hacer aquí
un análisis pormenorizado de esta presentación de las autoridades de la COPLA, sino solo nos
remitiremos por ahora a resaltar algunas graves contradicciones, de acuerdo a la versión
taquigráfica de la reunión que adjuntamos:
-RECONOCIMIENTO DE LA CARENCIA DE LINEAS DE BASE EN LA
ANTARTIDA:
El Emb. Baqueriza reconoce que en la Antártida “no tenemos líneas de base”.
Cabe aclarar que las líneas de base se trazan desde los puntos salientes de la costa del
continente y son el límite desde el cual se miden las distancias hacia el mar continental. La
carencia de líneas de base implica que la Argentina no puede delimitar su plataforma
marítima, ni siquiera hasta las 200 millas, ni su zona económica exclusiva, ni mucho menos
las 350 millas.
– INTERPRETACION CAPCIOSA, ANTOJADIZA Y FALAZ DE LA POSICIÓN
BRITANICA RESPECTO A LA PLATAFORMA MARITIMA DE LA ANTARTIDA:
El Emb. Baqueriza manifiesta que : “Gran Bretaña manifestó que no se va a presentar por
el sector que ellos reclaman en la Antártida -que comprende todo el sector argentino-, y que
se reserva el derecho de hacerlo más adelante”.
No es esta la posición OFICIAL británica. En la página web de la Embajada Británica está
colgado el articulo publicado por John Hughes Embajador del Reino Unido en la Argentina en
LA NACION el Miércoles 26 de diciembre de 2007, donde se dice que: “El gobierno
británico no ha tomado todavía ninguna decisión respecto de la presentación referida al
territorio antártico británico, pero dará a conocer su posición antes de finalizar el plazo, en
2009. Lo que permanece y permanecerá inalterable es el compromiso del Reino Unido de
asegurar los niveles más altos de protección ambiental en la Antártida.”.
El Reino Unido está diciéndonos claramente que lo único que permanecerá inalterable es el
cuidado del medio ambiente, en todo lo demás por lo visto se reserva el derecho de
modificarlo.
Por lo tanto el embajador Baqueriza, diplomático de carrera, no puede ni ignorar
declaraciones que figuran en la página web de la embajada británica; ni interpretar de manera
capciosa, antojadiza y falaz la posición fijada públicamente por el gobierno británico.
-FALAZ NEGACION DE LA UTILIZACION DE BUQUES DE POTENCIAS
EXTRANJERAS:
El Senador Martínez de Tierra del Fuego pregunta: ¿En las campañas se utilizaron,
alquilaron o se pidieron prestados buques de origen europeo?.
El Emb. Baqueriza responde: “No. Las de Malvinas se hicieron con un buque del
CONICET; es el Puerto Deseado, que es un buque armado por la Marina argentina”.
Nos remitimos a lo expuesto en el punto 1 del presente informe por el Sr. Abelleyra, que es un
rotundo mentís a las declaraciones del embajador Baqueriza ante el senado nacional.
-RETICENCIAS EN DAR A CONOCER LOS TEXTOS DE LOS ENTENDIMIENTOS
CON EL REINO UNIDO:
Con relación a las manifestaciones del embajador Rossi sobre el acuerdo por canje de notas
entre la Argentina y el Reino Unido, del 8 y 20 de junio del 2001, nos limitamos a adjuntar la
nota del ex canciller Rodriguez Giavarini referida a la “coordinación” de tareas preparatorias
y señalamos que la cancillería sigue sin informar sobre la nota británica del 20 de junio, cuyo
texto aún desconocemos.
– ¿A QUE EMPRESAS SE ESTA ENTREGANDO LA EXPLORACION Y
EXPLOTACION DEL PETROLEO DE LA PLATAFORMA MARITIMA?
En una parte de su exposición el Emb. Baqueriza manifiesta que “La Argentina ya ha dado
permisos de exploración más allá de las 200 millas. Ya los ha dado. Ya estamos trabajando
más allá de las 200 millas, y la titular de todos los derechos es ENARSA”.
Sabiendo que ENARSA no dispone de medios financieros ni técnicos ni infraestructura para
realizar por si misma estas costosas inversiones, nos preguntamos: ¿Ha habido licitaciones de
áreas o adjudicaciones directas? ¿En que zonas geográficas? ¿A que empresas se adjudicaron
estos permisos? ¿Cuál es la ecuación económica de estos permisos en cuanto a regalías
petroleras?
En los próximos días haremos un análisis más detallado de esta reunión en el Senado
Nacional, que consideramos un punto de partida para que el Congreso Nacional se
comprometa e intervenga de lleno en esta cuestión de los límites de la plataforma continental,
que como señaláramos en el primer documento es de responsabilidad de los legisladores
nacionales por mandato constitucional.
ULISES
Actualización al 24 de agosto de 2008 del documento del 5 de agosto de 2008.
Southern Ocean GasEx Blog
Dispatches from the Southern Ocean Gas Exchange Experiment

Argentina Continental Shelf « Southern Ocean GasEx Blog Page 1 of 3
http://sogasex.wordpress.com/2008/03/16/argentina-continental-shelf/ 24/08/2008
« Chasing the Tracer
Back on Track »
Argentina Continental Shelf
Posted by sogasex on March 16, 2008
Ads by Google
By: Juan I. de Abelleyra, Servicio de Hidrografia Naval, Argentina
According to the United Nations Convention on the Law of the Sea (UNCLOS), when a country wants to collect data in the
Exclusive Economic Zone (EEZ) of another coastal state, it needs to ask for a permission from the coastal state. The coastal state
should give the permission and has the right to access to the collected data, to take part in the survey and/or to be represented on
board.
In this particular case (GasEx III), the Argentinean Foreign Affairs Ministry gave the corresponding permission to develop
oceanographic research while the vessel is in our EEZ through the United States Embassy in Buenos Aires, and requested to have
on board NOAA Ship Ronald Brown an observer during the cruise. We also asked National Oceanic and Atmospheric
Administration (NOAA) if it did exist a possibility to record multibeam data during the cruise while working in the region of the
continental slope, and this was accepted.
Argentina, as many other coastal states, is planning to produce a submission for claiming the extension of its continental shelf
beyond the 200 mile limit, and to present this submission during next year 2009 to be considered by the commission appointed
by UNCLOS. This will be, after agreement with UN, the definitive outer limit of the continental shelf.
Most of the submission is based in bathymetric and seismic information and in geological and geophysical considerations. The
whole formula established by UNCLOS to set the limit of the shelves part from the location of the foot of the slope, and this is
mainly supported in bathymetric information. From the foot of the slope, the extension of the outer limit may be established in
consideration of the thickness of sediments or just applying a distance of 60 miles from that location.
Argentina has already made several seismic and bathymetric surveys along the slope to support the submission. We made those
surveys by our own, and also under cooperation agreements with BGR and AWI Federal Research institutes from Germany, but
there still exists a need of data in some areas. During this current year the remaining single beam bathymetric survey will be
conducted with an Argentinean oceanographic vessel, and the submission will be presented to UNCLOS Commission before the
deadline established for the first half of 2009.
The multibeam bathymetry data we can get form NOAA Ship Ronald Brown, and the same kind of information obtained from
R/V Nathaniel Palmer and R/V Marion Dufresne, after being processed in Servicio de Hidrografia Naval will be very useful for
controlling of our single beam lines already done or to be made. It will be also of great use for a more accurate planning of the
remaining lines to be surveyed by our own and to support the Argentinean Submission with high quality data.
Working for Servicio de Hidrografia Naval of Argentina, I am part of the technical staff of a National Commission, named
COPLA, specially created to deal with the problem of the elaboration of the Submission an reporting to Foreign Affairs Ministry.
Thus, I was sent on board not only to be an observer to assure our government that the research to be made in our EEZ is
conducted according to the application presented through the US Embassy, but to have the opportunity given by NOAA to get
multibeam information while the ship is working in the area of the continental slope.
While Argentina has not the capability for multibeam surveying, the whole data we will use in support our the submission is
coming to us thanks to the cooperative attitudes assumed by National Sciences Foundation (NSF), French Polar Institute (IPEV),
Alfred Wegener Institute (AWI), and now, good to say, from NOAA.
Ads by Google
Where to go in 2008
See why Argentina was named the
budget destination of the year
travel.nytimes.com
Buenos Aires Apartments
Luxury Apartments in Buenos Aires
High-speed internet access
http://www.apartmentsba.com
Argentina Continental Shelf « Southern Ocean GasEx Blog Page 2 of 3
http://sogasex.wordpress.com/2008/03/16/argentina-continental-shelf/ 24/08/2008
This entry was posted on March 16, 2008 at 5:02 pm and is filed under Cruise. . You can follow any responses to this entry
through the RSS 2.0 feed. You can skip to the end and leave a response. Pinging is currently not allowed.

Blog at WordPress.com. | Theme: Andreas09 by Andreas Viklund.
Submit Comment
Argentina Continental Shelf « Southern Ocean GasEx Blog Page 3 of 3
http://sogasex.wordpress.com/2008/03/16/argentina-continental-shelf/ 24/08/2008
Inicio | Noticias | Contactos |
Buenos Aires, Domingo 24 de Agosto de 2008 Preguntas Frecuentes | Agregar a favoritos
NOTICIAS (01/08/08)
Comisión Nacional del Límite Exterior de la Plataforma Continental Argentina (COPLA).
Síntesis y actualización de lo realizado.
EL LIMITE EXTERIOR DE LA PLATAFORMA CONTINENTAL ARGENTINA
I. ASPECTOS GENERALES
1. El régimen de la plataforma continental se halla establecido por la Parte VI (artículos 76 al 85) de la Convención de las Naciones
Unidas sobre el Derecho del Mar (CONVEMAR) que entró en vigor para la Argentina el 31 de diciembre de 1995.
2. La Convención establece que:
a)La plataforma continental de un Estado ribereño comprende el lecho y el subsuelo de las áreas submarinas que se extienden más allá
de su mar territorial y a todo lo largo de la prolongación natural de su territorio hasta:
 El borde exterior del margen continental, o bien
 Hasta una distancia de 200 millas marinas contadas desde las líneas de base a partir de las cuales se mide la anchura del mar
territorial, en los casos en que el borde exterior del margen continental no llegue a esa distancia (art. 76, pár. 1).
b)Para establecer hasta dónde se extiende el borde exterior del margen continental y, por lo tanto, establecer el límite exterior de la
plataforma continental más allá de las 200 millas marinas se deberán utilizar dos criterios, definidos en la Convención:
 Puntos fijos más alejados en cada uno de los cuales el espesor de las rocas sedimentarias sea por lo menos el 1% de la distancia
más corta entre ese punto y el pie del talud continental o
c)Los puntos fijos que constituyan el límite exterior de la plataforma, trazados de acuerdo a los criterios del párrafo anterior, no deberán
exceder de 350 millas marinas o de 100 millas marinas desde la isobata de 2.500 m.
d)El Estado ribereño presentará información sobre los límites de la plataforma continental más allá de las 200 millas marinas a la
Comisión de Límites de la Plataforma Continental. Esta Comisión hará recomendaciones a los Estados ribereños sobre las cuestiones
relacionadas con la determinación del límite exterior de la plataforma continental. Los límites que determine un Estado ribereño tomando
como base tales recomendaciones serán definitivos y obligatorios (art. 76, pár. 8).
e)Los derechos del Estado ribereño sobre la plataforma continental son independientes de su ocupación real o ficticia, así como de toda
declaración expresa (art. 77, pár. 3).
f)Los derechos del Estado ribereño sobre la plataforma continental no afectan a la condición jurídica de las aguas suprayacentes ni a la
del espacio aéreo situado sobre tales aguas (art. 78, pár. 1).
II. COMISION NACIONAL DEL LIMITE EXTERIOR DE LA PLATAFORMA CONTINENTAL
1. Por la Ley N° 24.815 fue creada la Comisión Naci onal del Límite Exterior de la Plataforma Continental (COPLA) como una Comisión
Interministerial, bajo la dependencia directa de la Cancillería. COPLA, constituida formalmente el 20 de abril de 1998, está presidida por
la Cancillería e integrada por representantes del Ministerio de Economía y Producción y del Servicio de Hidrografía Naval.
2. Su objetivo es elaborar, de conformidad con la CONVEMAR y la Ley N° 23.968 de Espacios Marítimos, u na propuesta definitiva para
establecer el límite exterior de la plataforma continental argentina.
Boletín del SHN
Artículos de Interés
Jornadas Técnicas
Para los Chicos
Formularios
Abreviaturas y Siglas
SHN – Noticias Page 1 of 3
http://www.hidro.gov.ar/Noticias/RENoticias.asp?idnot=169 24/08/2008
3. COPLA ha elaborado un plan general de tareas y el cronograma de los trabajos se está desarrollando dentro de los plazos previstos,
gracias al importante esfuerzo que realiza la Cancillería, tanto en los aspectos económicos como diplomáticos.
4. De esta manera, está previsto terminar la totalidad de los estudios con el tiempo necesario para que la presentación se realice en el
plazo previsto: 13 de mayo de 2009. Este plazo es el que fuera establecido por decisión de la XI Reunión de Estados Parte de
CONVEMAR, para todos aquellos Estados que hubieran ratificado la CONVEMAR antes de mayo de 1999.
A – Objetivos alcanzados
 Se han realizado importantes avances en la recopilación de datos sísmicos, batimétricos, gravimétricos y magnetométricos; se
cuenta actualmente con casi la totalidad de la información de campo necesaria.
 Se cuenta con equipamiento para realizar las campañas batimétricas de gran profundidad.
 Se finalizó el procesamiento de las líneas sísmicas registradas.
 La interpretación de los datos existentes se encuentra en la última etapa.
 A fin de actualizar, al Sistema Geodésico WGS84 (World Geodetic System 84), las coordenadas de los puntos de las líneas de base
relevantes para el trazado del límite exterior se desarrollaron campañas a lo largo de la costa argentina. El Servicio de Hidrografía Naval
está finalizando la actualización de estos datos.
 Se ha elaborado un archivo integrado que se actualiza continuamente. Cuenta hasta el momento con aproximadamente 5200
registros, con toda la información geofísica (1421 registros), geológica (172 registros), batimétrica (1265 registros), cartográfica (2243
registros), geodésica (99 registros), así como otros informes.
 Se ha puesto especial énfasis en incorporar a las tareas a los distintos organismos nacionales especializados en la temática. Para
ello se han efectuado tareas de cooperación y colaboración científica con organismos nacionales tales como: la Facultad de Ciencias
Exactas, Ingeniería y Agrimensura de la Universidad Nacional de Rosario, el Instituto de Geodesia de la Facultad de Ingeniería de la
Universidad de Buenos Aires, la Dirección Nacional del Antártico – Instituto Antártico Argentino y la Facultad Regional Río Grande –
Extensión Aúlica Ushuaia de la Universidad Tecnológica Nacional, entre otros.
 Se cuenta con el asesoramiento de especialistas extranjeros de gran prestigio en sus especialidades.
B – Trabajos realizados y en curso de realización
 Recopilación de información geofísica y geológica relativa a la plataforma y margen continental, contenida en archivos de organismos
del Estado y de entes privados, tanto nacionales como extranjeros.
 Recopilación de información batimétrica existente en la zona del Atlántico Sur. Con estos datos se elaboró una base de datos de
aproximadamente 20.000.000 de sondajes integrada por la información batimétrica obtenida de datos públicos, fuentes propias y
levantamientos realizados por buques de oportunidad.
Realización de campañas oceanográficas en el margen continental argentino a fin de recolectar información sísmica, batimétrica,
gravimétrica y magnetométrica. Entre estas campañas resaltan seis hechas por buque argentinos.
Se embarcó personal técnico en diversas campañas oceanográficas llevadas a cabo por buques de oportunidad y, en aplicación de la
CONVEMAR y de la ley de investigaciones científicas marinas, se obtuvo información sísmica, batimétrica, magnetométrica y
gravimétrica de estos buques de investigación extranjeros.
 Determinación provisional de las líneas de 200 y 350 millas marinas, contadas a partir de las líneas de base.
 Determinación provisional del pie del talud y del mapa isopáquico, con evaluación de espesores sedimentarios.
 A fin de obtener la información batimétrica adicional, se ha equipado a un buque del Conicet, operado por el Servicio de Hidrografía
Naval – el ARA Puerto Deseado- con una sonda monohaz de última tecnología y un magnetómetro, que permitirá la obtención de datos
de alta calidad para COPLA. Con este equipamiento instalado el buque realizó una campaña batimétrica al sur de la Isla Grande de
Tierra del Fuego, sobre la falla de Shackleton, en enero de 2007. A fines de mayo de 2008, dicho buque culminó satisfactoriamente la
realización de una nueva campaña que abarcó otras dos zonas de la plataforma continental argentina.
 Se finalizó el procesamiento de las líneas sísmicas y las líneas batimétricas obtenidas hasta el 2007. Se está procesando las
obtenidas este año.
Paralelamente se está realizando la interpretación de la información sísmica procesada con los softwares adquiridos para tal fin.
III. ASPECTOS ESPECIFICOS RELACIONADOS CON LAS ISLAS MALVINAS, GEORGIAS DEL SUR Y SANDWICH DEL SUR Y EL
SECTOR ANTARTICO ARGENTINO.
1. De acuerdo con lo dispuesto por la Disposición Transitoria Primera de la Constitución Nacional: “La Nación Argentina ratifica su
legítima e imprescriptible soberanía sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur y los espacios marítimos e insulares
correspondientes, por ser parte integrante del territorio nacional.
La recuperación de dichos territorios y el ejercicio pleno de la soberanía, respetando el modo de vida de sus habitantes, y conforme a los
principios del Derecho Internacional, constituyen un objetivo permanente e irrenunciable del pueblo argentino.”
2. La República Argentina jamás ha reconocido la ilegítima ocupación británica de los archipiélagos australes, por cuanto la presencia
del Reino Unido deriva de la usurpación de 1833 de una parte del territorio nacional argentino, la cual fue inmediatamente protestada y
nunca consentida por la República Argentina.
SHN – Noticias Page 2 of 3
http://www.hidro.gov.ar/Noticias/RENoticias.asp?idnot=169 24/08/2008
3. Asimismo, la República Argentina no reconoce derecho territorial alguno al Reino Unido en la Antártida.
4. Las Naciones Unidas, la OEA. y otros foros y organismos internacionales y regionales reconocen la existencia de la disputa de
soberanía entre la República Argentina y el Reino Unido sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur y los espacios
marítimos circundantes (incluida la plataforma continental) y han efectuado numerosos llamamientos para que ambos países reanuden
las negociaciones de soberanía hasta alcanzar una solución justa, pacífica y definitiva de la controversia.
5. Debe recordarse que, en los momentos de firmar y ratificar la CONVEMAR, la Argentina hizo una declaración, de acuerdo con lo
aprobado por la ley 24.543, por la que se hacía expresa su reserva con relación a la "Cuestión de las Islas Malvinas", reafirmando que
ese tema se encuentra regido por las resoluciones específicas de la ASAMBLEA GENERAL DE LAS NACIONES UNIDAS 2065 (XX),
3160 (XXVIII), 31/49, 37/9, 38/12, 39/6, 40/21, 41/40, 42/19 y 43/25, adoptadas en el marco del proceso de descolonización. En este
sentido y teniendo en cuenta que las Islas Malvinas, Sandwich del Sur y Georgias del Sur forman parte integrante del territorio argentino,
el Gobierno argentino manifestó que en ellas no reconoce ni reconocerá la titularidad ni el ejercicio por cualquier otro Estado, comunidad
o entidad de ningún derecho de jurisdicción marítima que vulnere los derechos de la República Argentina sobre las Islas Malvinas,
Sandwich del Sur y Georgias del Sur y las áreas marítimas correspondientes. Por consiguiente, agregó que “tampoco reconoce ni
reconocerá y considerará nula cualquier actividad o medida que pudiera realizarse o adoptarse sin su consentimiento con referencia a
esta cuestión”. “En tal sentido, el Gobierno argentino entiende que la materialización de actos de la naturaleza antes mencionada es
contraria a las referidas resoluciones adoptadas por las Naciones Unidas, cuyo objetivo es la solución pacífica de la disputa de
soberanía sobre las Islas por la vía de las negociaciones bilaterales y con los buenos oficios del Secretario General de las Naciones
Unidas.”
6. Conforme lo establece el Reglamento de la Comisión de Límites de la Plataforma Continental, órgano técnico creado por la
CONVEMAR, “(e)n caso de que haya una controversia territorial o marítima, la Comisión no considerará ni calificará la presentación
hecha por cualquiera de los Estados Parte en esa controversia”.
7. En razón de la norma transcripta, la Comisión de Límites de la Plataforma Continental no podrá considerar ni pronunciarse sobre una
eventual presentación británica en relación con las Islas Malvinas, Georgias del Sur o Sandwich del Sur, que la Argentina objetará a raíz
de la existencia de una disputa de soberanía entre la Argentina y ese país sobre dichos archipiélagos.
8. La República Argentina ha tomado todos los recaudos necesarios para salvaguardar sus legítimos derechos soberanos sobre las Islas
Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur, y el Sector Antártico Argentino, así como sobre los espacios marítimos
correspondientes.
Volver
© Copyright – Todos los Derechos Reservados – Servicio de Hidrografía Naval
Condiciones de uso y aceptación de responsabilidades
Este sitio se ve mejor con IE 4 o sup. webmaster@hidro.gov.ar
Servicio de Hidrografía Naval
Av. Montes de Oca 2124
C1270ABV Ciudad Autónoma de Buenos Aires
República Argentina
shn@hidro.gov.ar
SHN – Noticias Page 3 of 3
http://www.hidro.gov.ar/Noticias/RENoticias.asp?idnot=169 24/08/2008

Los desafíos de la hora a la
soberanía territorial y sus recursos

En una situación social y política tan conflictiva y apremiante, percibo que para muchos el tema
Malvinas, Atlántico Sur y Antártida pueda parecer tal vez como una problemática lejana e incluso
abstracta. Cabe aclarar entonces, que no vengo a hablar de generalidades, ni de temas partidarios,
y menos aún para crear más divisionismo entre los argentinos.
Creo firmemente que los problemas que sufrimos y agravian a diario: pobreza, inseguridad,
corrupción, baja calidad institucional, falta de horizonte y perspectivas comunes, etc; son posibles
de resolver en tanto y en cuanto reexaminemos y replanteemos las bases del funcionamiento
socioeconómico y de la estrategia como país.
En ese replanteo, la recuperación y puesta en valor de nuestros espacios marítimos territoriales e
insulares y de sus recursos naturales, es un pilar, una columna fundamental para el mejoramiento
integral de la calidad de vida real de todos los argentinos. Hoy la estructura de esta columna está
armada de otra manera y responde a otros intereses. Para reestructurarlo debemos conocer en
realidad cómo funciona. Permítanme explicarles mi sana y modesta opinión.
EL TRIÁNGULO DE LOS RECURSOS NATURALES, SOBERANIA Y DEUDA:
No voy a formular teorías al respecto. Solo a tratar de sacar algunas conclusiones de mi propia
experiencia existencial. Por ello permítanme compartir con Uds. el camino que me fue llevando a
involucrarme profundamente en las cuestiones de la soberanía en nuestro Atlántico Sur y de la
defensa de nuestros recursos naturales.
Uds sabrán que la cuestión del endeudamiento externo ha sido para mí un tema de permanente
preocupación. Como diputado nacional, luego de investigar profundamente el tema junto con
Javier Llorens, la conclusión que me he formado es que a la deuda externa la podemos concebir
como “crimen continuo perfecto”. Nunca investigada e impunemente viva, sigue provocando
víctimas. La primera víctima de este “crimen” es el Estado nacional que debe destinar un millón
de dólares por hora solo para el pago de los intereses.
Pero la deuda no solo consume dineros públicos, también provoca fuga de capitales. Por lo que el
trabajo acumulado por millones de argentinos, en vez de reinvertirse, se fuga y se reinvierte en el
exterior. He aquí la segunda víctima: no hay ahorro nacional, ni inversión nacional, ni industria
nacional. Pero allí no acaba el “raid delictivo” de la deuda. Como la deuda se paga
mayoritariamente en divisas externas, el país debe procurar su obtención mediante la generación
de saldos fuertemente positivos de su balanza comercial. Imposibilitada de hacerlo desde una
plataforma industrial nacional, aparece como imprescindible echar mano a los recursos naturales.
El lugar que se nos asigna en la división internacional de los negocios es el de ser exportadores de
recursos naturales no renovables: los principales rubros de exportación son el petróleo y ahora la
minería. Nuestros otros recursos naturales, los supuestamente renovables de la llamada cadena
agroalimentaria, se están extrayendo mediante cuestionables técnicas de monocultivos
transgénicos, con previo desmonte y futura desertificación. En resumen: nuestros recursos
naturales se han convertido en la moneda de cambio para “sostener” el flujo de una deuda
perversa y usuraria; no para apalancar el desarrollo industrial, ni si quiera de la propia cadena
agropecuaria.
Allí lamentablemente no terminan las desventuras que nos provoca nuestra “inserción” en los
mercados “voluntarios de deuda”. La deuda es un dios pagano al que dicen que debemos
brindarle todo tipo de ofrendas para evitar su ira. Un dios al que debemos temer por que nos ha
castigado duro con sus crisis financieras, sus golpes de mercado, sus maxidevaluaciones, y toda
otra serie de cataclismos que se abaten sobre aquellos mortales que no satisfagan sus exigencias.
Esta religión que tiene tan influentes y poderosos fieles en nuestro país, que deberíamos cambiar
el texto constitucional y agregar en su art. 2 la frase: “El Gobierno federal sostiene el culto católico
apostólico romano y el culto de la deuda externa”.
Aquí me detengo para contarles el punto exacto en el que la deuda me llevó a involucrarme de
lleno en estas cuestiones ; y a sostener que no tengo dudas que el sistema de la deuda externa es
el mecanismo moderno más eficiente de sujeción política y por ende de pérdida de
autodeterminación nacional. Corría el año 2004, se había conocido por una denuncia de
ciudadanos que la Unión Europea había incorporado a las Malvinas, Georgias y Sandwich del Sur y
la Antártida británica como territorio de ultramar en su proyecto de Constitución Europea, y no se
había conocido ninguna reacción político-diplomática por parte de la Argentina.
Investigando el tema, descubro que -en el mismo momento que se sancionaba la Constitución
Europea- se había realizado una reunión en Buenos Aires entre la Unión Europea y la Argentina y
se había firmado una declaración conjunta1.Para mí absoluta sorpresa no existía ni una sola
mención a este grave conflicto de soberanía. Pero sí se mencionaba el apoyo que la Argentina
pedía para concretar el canje de deuda que en ese momento encaraba el gobierno nacional. Una
demostración más del poder de la deuda. Y de cómo la deuda condiciona la política económica, y
como está a su vez condiciona la política exterior. La deuda fue (y es) la primera prioridad. El
reclamo territorial podía (y puede) esperar.
Esta subversión en la prioridad de objetivos no se puede transparentar públicamente, esto no
sería “políticamente correcto”. Se recurre entonces al maquillaje discursivo y se presenta como
una política fundada en una “paciencia infinita”. La paciencia es una virtud, en tanto y en cuanto
tenga límites temporales precisos. De lo contrario no es más que sometimiento, pereza o incluso
sospechas de complicidad que quiere ocultarse. Parece ghandiano decir que podemos "esperar
400 años”2, pero en realidad es la forma cobarde de rehuir la contemporaneidad del conflicto. Vaya
1 Declaración Conjunta de la VI Comisión Mixta Argentina – Unión Europea realizada el 13 de diciembre 2004
en Buenos Aires
2 Declaración del Canciller Rafael Bielsa, 17/03/2003 Comité de Descolonización de las Naciones Unidas
saber cuánto petróleo, minerales y peces habrán dejado los ingleses con el área en disputa bajo su
dominio cuando llegue el año 2409!. Mi responsabilidad parlamentaria me llevó en el año 2004 a
pedirle el juicio político al entonces canciller Bielsa, demás está decirlo, sin éxito.
Aquí planteo la primera conclusión: las causas que una Argentina plena de recursos de todo tipo,
mantenga a su pueblo infeliz y retroceda en su soberanía territorial no son un misterio; pueden
explicarse por la existencia de un triángulo de RECURSOS-SOBERANIA-DEUDA. Mal resuelto para
los intereses nacionales; y bien resuelto para los intereses extranjeros.
ROMPER EL SILENCIO, CREAR CONCIENCIA:
Esta incompatibilidad entre los objetivos nacionales y extranjeros, histórica, ha sido siempre
hábilmente secuestrada del debate político. Hay una “desnacionalización” del debate, no aparece
la cuestión del “interés nacional”. La disputa política y mediática de nuestra dirigencia es a lo sumo
de cabotaje, para no decir que francamente es de conventillo. Nunca debatimos una “estrategia
nacional”. Mientras “nosotros” no discutimos qué vamos a hacer con nuestro país; los “otros” si
saben que y lo hacen a su conveniencia.
De este modo se profundiza la “desnacionalización”. Una desnacionalización que abarca el plano
político-cultural, económico y también territorial. La realidad es que estamos por cumplir 200 años
de una Nación Argentina que aún no ha afianzado los límites de su territorio austral y atlántico. Así
como se ha denunciado que existe una política de “desmalvinización”, también habría que agregar
el concepto de la “desantartización”.
NO existe en la sociedad argentina conciencia de las magnitudes territoriales en juego, ni del
conflicto en el que estamos inmersos; querámoslo o no. En la medida que esto siga oculto a la
opinión pública nacional estamos perdidos. Ellos solo pueden avanzar en la sombras. La
responsabilidad del silencio es de todos, pero en primer lugar del gobierno, y sobre todo de los
medios de comunicación. Sin embargo, quiero destacar la notable excepción del muy valioso
artículo publicado por el analista internacional y periodista Oscar Raúl Cardoso, recientemente
fallecido, que publicó en Clarín el 23/08/08 el artículo titulado “El petróleo, en el centro de una
voraz competencia”. Quiero leerle su último párrafo, por ser muy revelador: “¿Razones para la
presunta molicie oficial que, según los que plantean el tema arranca en 1989? Las relaciones poco
transparentes con su antiguo enemigo de 1982: el Reino Unido. Londres, a diferencia de Buenos
Aires, se ha vuelto cada vez más activo en el Atlántico Sur. Quizás por no incurrir en el
“nacionalismo de recursos” en boga, los argentinos lo pagaremos caro, antes que después.” Debo
mencionar también a otro periodista como Daniel Santoro por sus contribuciones sobre
plataforma continental y sobre europeización de la base militar de Malvinas.
Por ello nuestra tarea principal ha sido la de abocarnos a crear conciencia del conflicto. Finalizada
mi tarea como diputado nacional seguimos trabajando en el tema del Atlántico Sur y nos
decidimos a crear el grupo ULISES. Un grupo de investigación que ha producido 12 informes
Ulises3, a saber:
 Ulises I: ¿QUE ESTA PASANDO? EN LA PLATAFORMA CONTINENTAL ARGENTINA, EN EL MAR ARGENTINO Y EN NUESTRO
SECTOR ANTARTICO.
 Ulises II: ¿QUÉ ESTÁ PASANDO con la COPLA? .
 Ulises III SOBRE ACONTECIMIENTOS RECIENTES EN EL PARLAMENTO BRITANICO Y LA NECESIDAD DE SU ANALISIS POR LAS
INSTITUCIONES, LA DIRIGENCIA Y LA SOCIEDAD ARGENTINA.
 Ulises IV: ALERTA SOBRE LA INFILTRACION EN EL CONGRESO NACIONAL DE VISIONES MINIMALISTAS DE LA PLATAFORMA
CONTINENTAL.
 ULISES V: PRUEBAS DE LA COOPERACIÓN ARGENTINO-BRITÁNICA EN LA DETERMINACIÓN DEL LÍMITE EXTERIOR DE LA
PLATAFORMA CONTINENTAL.
 ULISES VI: GRAVÍSIMA SITUACIÓN EN LA ANTÁRTIDA ARGENTINA.
 ULISES VII :¿SERÁN OTROS, QUIENES VIVIRÁN CON LO NUESTRO?¿QUIÉN DECIDE Y COMO SE MANEJAN LOS RECURSOS DE
6.000.000 DE KM2 ARGENTINOS?.
 ULISES VIII: EUROPEIZACIÓN DE BASES MILITARES, MALVINAS EN EL OJO DE LA TORMENTA.
 ULISES IX: CUESTIONARIO SOBRE GRAVE SITUACIÓN EN EL ATLÁNTICO SUR Y NECESIDAD DE UNA ADECUADA REACCIÓN.
 ULISES X: EMBAJADOR DAVEDERE CÓMPLICE DE AYER Y DE HOY EN EL ARTE DE DESINFORMAR.
 ULISES XI: SEÑORA PRESIDENTE: LA SEGURIDAD BIEN ENTENDIDA EMPIEZA POR CASA. UNASUR Y LAS BASES MILITARES
EXTRANJERAS.
 ULISES XII: LOS PELIGROS DE LA LEY LA DELIMITACION DE LA MEGAPROVINCIA DE TIERRA DEL FUEGO, ANTARTIDA E ISLAS
DEL ATLANTICO SUR.
En marzo pasado produjimos el documental “LA PAMPA SUMERGIDA” dirigido por Alejandro Areal
Velez, disponible en YOUTUBE4, que ya ha sido visitado por casi 40.000 personas. Este material de
indagación, evaluación y crítica ha permitido abrir un espacio incipiente -pero pujante- para
debatir un tema que permanecía oculto o sustraído a la opinión pública.
No puedo dejar de mencionar el asesoramiento analítico y preciso del Embajador Horacio Solari. Él
fue quien anticipó hace más de una década la crítica situación en el Atlántico sur y sus recursos,
que hoy padecemos.
También debo reconocer que desde otros ámbitos y foros ha habido una difusión de información
convergente con nuestra posición. Esta allí la tarea permanente y encomiable de los centros de
Veteranos de Guerra de Malvinas, del Foro Patriotico y Popular; del Malvinense primer diario
sobre Malvinas y sus veteranos, con amplísima información y documentales como “Argentina
peligra: vienen por Malvinas Antártida y nuestros recursos”5, información y videos que Proyecto
3 http://proyectonacional.wordpress.com/la-pampa-sumergida-el-mayor-territorio-argentino-en-peligro/
4 http://www.youtube.com/watch?v=MYlQpmJEuso
5 http://www.youtube.com/user/Malvinense82
Sur6 ha subido recientemente a la red. La labor del Centro Argentino de Estudios Internacionales
(CAEI)7 desde el Observatorio Malvinense, de especial interés el artículo referido a la inexplicable
reticencia británica a dar cumplimiento a la Convención de Otawa sobre desminado, inspirada y
estimulada por vocación humanista de Lady Diana. ¿Por qué será que los ingleses en Malvinas no
son fieles a ese legado?¿Será que no quieren dar a conocer información militar sensible de las
Islas?. También debo mencionar a los trabajos en Córdoba, Mar del Plata y la Patagonia, de
sectores vinculados a la mejor tradición del pensamiento nacional y también de la UCR.
Así entre todos hemos contribuido a la creación de una comunidad informativa virtual que ha
quebrado el silencio imperante. Se ha quebrado el silencio en relación a la magnitud del conflicto:
5.000.000 de km2 en disputa de soberanía territorial. Se ha quebrado el silencio en relación a los
enormes recursos naturales en juego. Algo importante se ha puesto en marcha y debemos seguir
trabajando, para ahora quebrar el silencio en relación a la dinámica del conflicto y a exponer las
opciones en juego.
LA DISPUTA POR LOS RECURSOS NATURALES:
Los RECURSOS NATURALES (RN) son el tema central del mundo contemporáneo. Existe
competencia por RN, existe controversia por RN, y también existen conflictos y guerras por el
dominio de los RN. En especial por los más esenciales: alimentos, agua y energía (hidrocarburos),
sin contar otros recursos minerales, biodiversidad, genéticos, etc.
Nuestro país -es preciso decirlo con énfasis -tiene abundancia de todos estos recursos. Ocupamos
el lugar número 59 del ranking mundial si se mide el PBI en términos del poder adquisitivo per
cápita. Pero si se midiera la riqueza y diversidad de los RN de cada país, si existiera un indicador
que podríamos bautizar como Potencial de RN per cápita, sobre alrededor de 190 Estados que
alberga el planeta, la Argentina seguramente encabezaría el ranking mundial junto con Canadá,
Australia, Brasil y Nueva Zelanda. Nótese que de estos cinco países, 4 son del Hemisferio Sur.
Es tradicionalmente conocido que tenemos recursos agrícolas inmensos y una enorme variedad
climática para dichos cultivos. Tenemos recursos minerales en nuestro subsuelo continental que
nos ubican en el 7º lugar mundial en materia de reservas mineras: oro, plata, uranio y minerales
estratégicos. Esto no es extraño, dado que además de la Pampa (fuente emblemática de recursos)
tenemos Los Andes, imponentes y colosales, reservorio de un inmenso territorio de riquezas
minerales.
Estos recursos naturales, o mejor dicho bienes naturales, son mínimamente conocidos y
explotados, sin una planificación racional y sin resultados satisfactorios para el interés nacional,
que en una república democrática, coincide con el interés de todos sus habitantes.
6 http://www.infosur.info/index.php?codProg=vernota&id=689
7 http://www.caei.com.ar/malvinas/index.htm
En materia de agua dulce compartimos con Paraguay y Brasil el acuífero Guaraní, probablemente
la reserva subterránea de agua dulce más importante del planeta. El colosal sistema hídrico de la
cuenca del Plata, con sus caudalosos ríos Paraná y Uruguay, es único en el mundo. Como así lo es
nuestro Río de la Plata (gigantesco mar dulce) que no tiene paralelo en ningún otro lugar del
planeta. La Antártida tiene a su vez reservas inmensas de agua dulce que se estiman en el 80% de
las existentes en el planeta tierra.
Tenemos pues agua en las cumbres (glaciares y periglaciares), agua en subsuelo (acuíferos), agua
en superficie (humedales y ríos caudalosos que compartimos con nuestros vecinos sudamericanos)
y agua en las nieves antárticas. Sobre este tema tampoco existe mayor información, ni
planificación ni obras estratégicas y leemos a diarios sobre serios problemas de sequía o
inundaciones en diversas regiones del país.
En cuanto a los recursos renovables y no renovables del Mar Argentino y de su plataforma
continental, cabe señalar que la Zona Económica Exclusiva (ZEE) que corresponde a la Argentina
hasta las 200 millas comprende más de 2.700.000 km2 ( sin incluir Antártida) y es rica en especies
ictícolas de alto valor y diversidad. Esta riqueza pesquera es parcial e irracionalmente explotada, y
no genera un valor agregado para la Nación, ni ocupación laboral, por lo menos no en la
proporción que debiera, teniendo en cuenta su inmenso potencial.
La Plataforma Continental Argentina (sin incluir Antártida) excede los 3.500.000 de Km2, hay en
ella recursos minerales, energéticos y genéticos de todo tipo, la mayor parte de ellos desconocidos
o poco conocidos. Aquí quiero mencionar el aporte innovador y positivamente provocador que
realiza el Gral. Jorge Leal en relación a que la Antártida será Sudamericana o no será. Un debate
que nos lleva a preguntarnos si la integración sudamericana que proclamamos es solo eso una
proclama, o si estamos dispuestos a que sea una realidad. Tenemos una integración discursiva
pero hueca. Compartir el desafío y los recursos antárticos con el resto de los países sudamericanos
puede ser el esqueleto vertebrador de una unidad verdadera.
En materia de petróleo, sólo en la zona en torno a Malvinas, las estimaciones oficiales británicas
constatarían la existencia de 60.000 millones de barriles de petróleo8. Si los multiplicamos por el
valor actual de 70 dólares el barril, estamos hablando de la fabulosa cifra de 4,2 billones de
dólares. Una cifra equivalente a 27 veces el monto de nuestra impagable deuda pública.
Informes científicos y comerciales más recientes producidos por la petrolera Desiré y la consultora
internacional Sinergy consideran que 3.000 millones de barriles serían explotables y rentables en
el corto plazo a un costo relativamente bajo teniendo en cuenta las tecnologías disponibles.
8 En el Informe Ulises I damos cuenta que el “máximo experto oficial británico sobre este tema, Christ
Carleton, Jefe de la División del Derecho del Mar de la Oficina Hidrográfica Británica, el volumen del petróleo
existente bajo el mar solo en la región de Las Malvinas es inmenso, ya que pruebas sísmicas indican que allí
hay alrededor de sesenta mil millones (60.000.000.000) de barriles de crudo. (The Guardian 20/9/2007: “¿El
nuevo imperio británico? El Reino Unido planea anexar el Atlántico Sur”
La explotación del segmento más accesible y redituable comienzará este verano 2009-2010, es
decir dentro de un par de meses, para lo cual Inglaterra desplazará plataformas de explotación
desde el mar del Norte , cuya cuenca se está agotando.
Sobre todos los recursos del Mar Argentino, en especial los energéticos, existe un enorme déficit
informativo, y una actividad argentina mínima, que contrasta con la hiperactividad y eficacia con
que encaran esta oportunidad los británicos. Esta eficacia no es exclusiva de una potencia
desarrollada del hemisferio norte como el Reino Unido, ya que nuestro vecino Brasil en su
inmensa plataforma continental ha logrado resultados espectaculares. También países africanos,
como Angola, Nigeria y Guinea, todos ellos ribereños del Atlántico Sur, han multiplicado en los
últimos años sus niveles de producción petrolera.
En síntesis, la mayor parte de nuestros recursos o bienes naturales permanecen ignorados, sub o
mal explotados, o explotados por la potencia colonial ocupante de Malvinas y de sus espacios
marítimos adyacentes.
LOS CONTRINCANTES EN LA DISPUTA
Nos encontramos entonces que inusitadamente nuestro pais esta inmerso en un conflicto, que
bien puede dimensionarse como la disputa subsistente por el mayor espacio geopolítico
controvertido existente en el planeta Tierra. Y lo peor de todo es que como zombies, estamos casi
totalmente inconscientes de ello.
La disputa comenzó a perfilarse en la década del ’70, junto con la aparición del nuevo Derecho
del Mar. En esa época, nuestro contrincante el Reino Unido, que era un imperio en declive, logró
alzar cabeza y reavivar sus antiguos laureles, gracias a la explotación del petroleo en el Mar del
Norte. En base a este recurso pudo reponer el estado de bienestar de su población, de la misma
manera que lo hizo Noruega. Que de un pueblo de pescadores, paso a ser una de las sociedades
mas avanzadas del planeta.
Cuando caracterizamos al RU debemos recordar que se trata de “una” de las potencias militares y
atómicas más importantes del mundo. Y en el campo de la diplomacia (ya sea esta pública o
secreta) es indudablemente la primera potencia del mundo. Siendo proverbial su capacidad
diplomática, fruto del refinado sentido de lo sutil e indirecto que cultiva su inteligencia.
Es además el triunfador en las tres tremendas guerras mundiales en que se hundió la humanidad
en los siglos XIX y XX, con un número de muertos que superan a su actual población de 60 millones
de habitantes. A lo largo de ellas vio crecer y luego caer a su imperio. Y esto no se logra con
impericia, sino con muchísima pericia, ya que si hubiese carecido de ella, hoy el Reino Unido no
existiría.
Además con el Reino Unido estamos unidos por una compleja y misteriosa relación, casi se podría
decir de amor y odio, y de confontaciones y estímulos. Las fracasadas invasiones inglesas, que
rechazamos a principios del siglo XVIII, fueron las que nos dieron conciencia de nuestra propia
capacidad, y propulsaron nuestra independencia como Nación. Y algo parecido sucedió a la
inversa, con la derrota bélica de 1982, la que como pobre reparación, nos trajo de vuelta a la
democracia que habíamos perdido.
Luego de sus invasiones frustradas, el Reino Unido se apropio físicamente del estratégico enclave
de Malvinas en 1833 y entramos en guerra cuando bloqueó nuestros puertos en 1845. Todo ello a
pesar que en 1825 se firma el Tratado de Amistad, Comercio y Navegación entre el Reino Unido y
las Provincias Unidas del Río de la Plata, tratado aún vigente. De ahí en adelante, por un siglo,
logro establecer con nuestro país, mediante el mecanismo de la deuda, una relación estratégica de
subordinación y dependencia, que hizo que nuestro país fuera una de las “gemas más
importantes” del informal imperio británico. En esa relación estratégica dependiente, la bonanza
en nuestro país duró, hasta que dicho informal imperio se cayó. Y a partir de allí, no hemos sabido
crear, o al menos estabilizar un genuino modelo nacional en su reemplazo.
Por contrario, en forma coincidente a que comenzaba a perfilarse el conflicto geopolítico que hoy
se revela en toda su magnitud, Argentina se hundió en una interminable debacle como nación,
que ha planteado un misterio para todos los analistas económicos. El economista premio Nobel
Simón Kuznets, asegura que hay cuatro tipo de países en el mundo. Los desarrollados; los en
desarrollo; Japón, que no tiene nada y logró todo; y Argentina que tenía todo y se hundió en la
nada.
En ese ínterin, como sujeta a una misteriosa ley, Argentina hizo siempre lo que no debía hacer, y lo
hizo de la peor manera. Se hundió en una guerra civil, librada principalmente entre jóvenes -la mal
denominada “guerra sucia”- que exterminó el semillero de su dirigencia. Esto es lo peor que le
pueda pasar a un país, que tiene como principal recurso a la niñez y a la juventud. Y así ahora, en
otra larvada guerra civil de baja intensidad que estamos soportando con motivo de la pobreza, la
indigencia, y la inseguridad; la niñez y la juventud ha dejado para nosotros de ser el principal
recurso, para pasar a ser nuestro principal problema.
La cúpula militar decidió en 1982 enfrentar a Inglaterra en el plano militar. Y el resultado de la
guerra, conocido por todos, marcó un antes y un después para la Argentina. Este trascendental
hecho nunca fue investigado por la democracia, la que ni siquiera profundizó otras valiosas
investigaciones anteriores9, mas allá del hecho de condenar penalmente a la cúpula militar por los
errores militares cometidos en la guerra. Tampoco nunca se investigó la deuda externa. Ansío que
alguna vez nos animemos a concretar ambas investigaciones, y quizás encontraremos
sorprendentes revelaciones, que nos hagan cambiar el punto de vista en muchas cosas, en
relación a este magno conflicto que hoy sin quererlo enfrentamos.
Solo permítaseme un comentario sobre la guerra de 1982.La explicación de la Junta Militar que
condujo el conflicto en el año ‘82, es que habían procurado dar una sorpresa estratégica a la
9 Informe Rattenbach (diciembre de 1982).
http://www.nuncamas.org/document/militar/rattenbach/rattenbach00.htm
superpotencia ocupante de las islas. Pero la inmediata reacción británica pone absolutamente en
duda la existencia de esa sorpresa estratégica.
Tan falso al menos, como la postura oficial del Reino Unido, de que hubo una sorpresa estratégica
del lado argentino, cuando hasta los diarios argentinos, meses antes del conflicto, hablaban de
esa invasión. E incluso consta en ellos que cronistas ingleses con nombre y apellido, habían viajado
previamente a Argentina para cubrir esa invasión. Pronóstico que además fue anticipado por los
sectores de inteligencia de otras potencias.
Los servicios de inteligencia ingleses son los creadores de la “inteligencia de señal” (Signals
Intelligence Service (SIS)), con la que rompieron los códigos alemanes, y con la que actualmente,
en conjunto con los Estados Unidos y el programa Echelon, vigilan todas las comunicaciones del
mundo. El pretender hacer creer que esos servicios secretos no saben leer los diarios, suena
demasiado grueso, aun para una opinión desensibilizada por la derrota, como lo es la argentina.
Ante el cúmulo de inconsistencias, y de múltiples evidencias en contrario que hay en torno las
explicaciones oficiales en relación al conflicto de Malvinas, en el libro que publicamos con Javier
Llorens en el 2003, La Argentina Robada (Editorial Macchi), nos hemos animado a plantear de que
al menos la cuestión de conato de guerra con Chile, la eterna deuda externa, y la guerra de 1982,
no son hechos aislados y desconectados entre si. Si no que son manifestaciones profundamente
imbricadas con conflicto geopolítico que nos ocupa y preocupa, que recién ahora está empezando
a manifestarse en toda su enorme amplitud. Y ante el cual evidentemente no hemos estado a la
altura del desafío. Les recomiendo que lo lean si quieren encontrar una visión alternativa a los
dolorosos hechos de 1982.
LOS ACUERDOS DE MADRID:
El maestro de la guerra Sun Tzu enseña que "si no puedes ser fuerte, pero tampoco sabes ser
débil, serás derrotado". Y eso es exactamente lo que pasó, con la firma de los acuerdos de Paz de
Madrid de 1989, en el marco de una de las crisis socioeconómicas mas profunda que atravesó
Argentina en su historia. Y con una dirigencia que parecía voluble e improvisada, pero que luego se
reveló, lamentablemente para Argentina, que estaba profundamente corrompida.
Acá vemos nuevamente el peso estratégico de la deuda externa, que ejemplificamos antes en
relación a la constitución de la Unión Europea. Por entonces, con la intermediación del canciller
Cavallo, el país recibió la imposición de que si quería el arreglo de la deuda en default, primero
había que pasar por Londres, y restablecer relaciones plenas con la potencia que nos había
derrotado en 1982, siendo este el verdadero trasfondo de los acuerdos de Madrid.
Para el interés británico, estos acuerdos (y los posteriores entendimientos complementarios
concretados en la década de `90) dieron frutos más que satisfactorios, mientras que nosotros los
argentinos, como si dichos acuerdos hubiesen sido una capitulación, perdimos en todas las áreas.
En efecto:
 En lo económico: en los últimos 20 años, Gran Bretaña logró pescar con exclusividad en su
autoproclamada ZEE de 1.600.000km2, hecho que no sucedía hace dos décadas. Ha
explorado y delimitado su Plataforma Continental hasta 350 millas y comienza la
explotación del petróleo este verano austral. Nada de eso sucedía antes de los Acuerdos
de Madrid.
 En lo normativo:
a) Ha ampliado hasta 200 millas su ZEE y hasta 350 millas su plataforma Continental,
incorporando 3.500.000 km2 y ha hecho reserva sobre su pretendido sector antártico
(B.A.T. British Antartic Territory) que abarca otros 3 o 4.000.000 de km2. En este
punto cabe destacar que afortunadamente el gobierno nacional no se hizo eco de una
serie de sugerencias e intrigas tendientes a consagrar una delimitación minimalista de
nuestra plataforma continental y presentó en mayo pasado los límites en la ONU
sobre la totalidad del área en disputa.
b) Ha aprobado el pasado año una nueva Constitución o Estatuto para las Islas que le
permite seguir manteniendo su control, pero bajo una apariencia menos anacrónica
c) Ha logrado la incorporación de estos territorios incluyendo Antártida, al
recientemente aprobado Tratado de Lisboa. Situación escandalosa pero
lamentablemente real, pese a tratarse de territorios sometidos a una controversia
colonial reconocida por las Naciones Unidas y sujeta a análisis en el Comité de
Descolonización. El caso de la incorporación de la Antártida es aún más injustificado, si
cabe, ya que en ése sector existen además de la reivindicación argentina y chilena,
derechos en expectativa para otras potencias y una compleja legislación internacional
bajo el sistema del Tratado Antártico.
 En lo diplomático: Inglaterra consiguió que Argentina retirara el caso Malvinas de la
Asamblea general donde obtenía anualmente mayorías abrumadoras a su favor. Así la
cuestión Malvinas quedó relegada bilateralmente al Comité de Descolonización, un comité
secundario, y sin efecto político ni mediático. También obtuvo, inexplicablemente, el
status de observador permanente en la OEA en dicho comité.
 En lo militar: Inglaterra consiguió establecer la Fortaleza Malvinas, con centro en Mont
Pleasant, donde envió recientemente cuatro aviones TYPHOON de máxima tecnología de
combate, y en donde realizó intensísimos ejercicios militares presididos por el Jefe de
Estado Mayor Conjunto de las FFAA británicas. Además nombró como próximo
gobernador de la Isla a un militar británico proveniente de Irak, experto en misiones en
regiones de alta conflictividad: Líbano. Irlanda del Norte, etc.. Por último (last but not
least) presentó en Marzo pasado al Parlamento Europeo un plan agresivo –por no decir
belicoso- de europeización de sus bases militares en especial la de Malvinas (ver Ulises
VIII).
Frente este contexto resulta particularmente favorable y sumamente tranquilizador para los
intereses británicos la desarticulación del aparato militar disuasivo argentino (entre 1989 y el
presente el presupuesto militar bajó del 3% al 0,77%). Su descenso en el nivel de operatividad
es probablemente aún mayor, ya que se estima que el 90 % del mismo se destina al pago de
salarios y gastos administrativos. Una situación muy alejada de la que nos recomienda el ex
ministro brasilero Roberto Mangabeira Unger en relación a “Que la renuncia a lo militar sea
siempre una decisión política de la Nación y no una consecuencia involuntaria de la
impotencia”
Por estas y otras razones es obvio que los desarrollos posteriores a los Acuerdos de Madrid
superaron ampliamente las expectativas de sus gestores británicos. Hoy ya no les resultan
necesarias, más bien incluyen algunos párrafos sobre los que vale la pena detenerse, a saber:
Acuerdo de Madrid I Punto 3.- “Los dos gobiernos reafirmaron su compromiso de respetar plenamente
los principios de la Carta de las Naciones Unidas, en particular: La obligación de solucionar las
controversias exclusivamente por medios pacíficos; y la obligación de abstenerse de recurrir a la amenaza
o al uso de la fuerza.”
Acuerdo de Madrid II Punto 4.– “La Delegación británica anunció la decisión de su Gobierno de dejar sin
efecto la Zona de Protección establecida alrededor de las Islas Malvinas (Falkland Islands).”
Acuerdo de Madrid II Punto 5.– Ambos Gobiernos aprobaron con satisfacción el Informe Final del
"Grupo de Trabajo Argentino-Británico sobre medidas para crear confianza y evitar incidentes en la
esfera militar" y decidieron, bajo la fórmula sobre soberanía a que se refiere el punto 2 de esta
Declaración:
A) Establecer un "Sistema Transitorio de Información y Consulta Recíprocas" sobre los movimientos de
las unidades de sus Fuerzas Armadas en áreas del Atlántico Sudoccidental. Los objetivos del sistema son
fortalecer la confianza entre la Argentina y el Reino Unido y contribuir a lograr sin demoras innecesarias
una situación más normal en la región. (ver detenidamente el Anexo I).
Me pregunto: ¿ No significa una “amenaza” la fortaleza militar Malvinas , ahora
ofrecida a Europa? La recurrente negativa británica a sentarse a negociar
pacíficamente ¿No es prueba de la violación del párrafo 3? Me pregunto: ¿Hubo
intercambio de información militar hacia el lado argentino?. ¿Hubo visitas argentinas a
la fortaleza Malvinas?.¿Hubo visitas internacionales para conocer su infraestructura y
capacidad militar? Se produjo la notificación anticipada que señala el Anexo I, cuando
se efectuó el cambio reciente de aviones?
En concreto Gran Bretaña ha violado en su espíritu y en su letra varios párrafos
sustanciales de los Acuerdos de Madrid I y II. Por todo esto la Argentina debe denunciar
enérgica e internacionalmente el incumplimiento por la parte británica, y requerir en
consecuencia que el Reino Unido retrotraiga el status jurídico y militar territorial
vigente al momento de las firmas de los acuerdos, y se abstenga de poner en marcha la
inminente explotación de yacimientos de petróleo.
Asimismo el RU debe retirar las 4 aeronaves TYPHOON , retirar el documento presentado al
Parlamento Europeo de europeización de bases militares (de tono particularmente agresivo y
belicoso), y cesar la realización de ejercicios militares de alta gama que nada contribuyen a
lograr una “Situación más normal” en la región.
LO DESAFIOS POR DELANTE:
En el horizonte inmediato existen 3 realidades contundentemente negativas de las que
debemos alertar:
1. Entrada en vigencia del Tratado de Lisboa el 1º de diciembre próximo.
2. Inicio de la EXPLOTACIÓN PETROLERA británica durante el próximo verano austral
Enero-Marzo 201010. En este tema cabe reconocer que la denuncia del funesto
convenio de hidrocarburos firmado en 1995, fue un paso positivo de este gobierno
nacional.
3. Consolidación de una actividad militar expansiva y agresiva en el Atlántico
Suramericano. (Ver Ulises VIII).
Esta gravísima situación debiera haber sido evitada o enfrentada con todos los recursos
políticos, diplomáticos y económicos en el contexto de una política nacional que interprete el
sentimiento de nuestra sociedad, el mandato de nuestra historia y la clara prescripción
constitucional consagrada en la disposición transitoria 1.
Todavía estamos a tiempo de reaccionar y reencauzar creativamente esta Causa Nacional en
unidad. El camino es angosto pero si actuamos lúcidamente y coherentemente, podemos
convertirlo en un camino real hacia el logro del objetivo nacional y constitucional, en beneficio
de todos los argentinos, en especial de las futuras generaciones.
Si algo tienen de positivo estos tres hechos es que ya resultará imposible continuar ocultando
la crítica situación que atravesamos en el Atlántico Sur, que es como pretender tapar el sol con
un dedo.
Ya no podrán alzarse voces locales manifestando que “el petroleo no es un recurso
estratégico”; que “no hay petróleo en Malvinas”, que la “renta petrolera es un espejismo”,
que es preciso una “paciencia infinita”, que existe una “política de Estado” que “no hay
hipótesis de conflicto”, que no es necesaria una política de defensa realista y racional, etc.
Recientemente conmemoramos el día de la Soberanía, recordando que en tiempos en que
Juan Manuel de Rosas conducía la política exterior y de seguridad de la Confederación
Argentina, los argentinos impedimos que una flota combinada anglo-francesa se apropiara
impunemente de nuestras grandes vías de navegación y aguas interiores.
10 La llegada de plataformas de explotación petrolera a las Malvinas fue advertida a principios de los 90 a
las autoridades nacionales por el entonces embajador en Londres Mario Cámpora. El resultado fue la rápida
remoción de su cargo por Menem-Cavallo y Di Tella y su sustitución por un diplomático apasionado
promotor de la política de seducción.
Hoy el desafío está fundamentalmente vinculado con nuestras aguas oceánicas y sus recursos
naturales. Así lo advierte un descendiente de Juan Manuel de Rosas, el embajador Carlos Ortíz
de Rosas en su ponencia HISTORIA OFICIAL BRITÁNICA SOBRE LAS ISLAS MALVINAS: ANÁLISIS
CRÍTICO, donde señala que “los recursos naturales, con particular énfasis en las aguas, y el
medio ambiente bien pueden marcar rumbos para nuestro país.”
Además dicho documento, que recomiendo a todos su lectura, desnuda con serios
fundamentos las dudas, incongruencias e inconsistencias de la posición legal del Foreign Office
en relación con la cuestión Malvinas.La solidez de nuestra posición jurídica se refleja en
interesante bibliografía de fuente internacional. Es asimismo interesante y positiva la reciente
jurisprudencia de Corte Internacional de Justicia de la Haya que merece un análisis
profundizado.
Significativamente los “desmalvinizadores” clásicos como Escudé y Palermo no son juristas.
Olímpicamente ignoran el capitulo del derecho internacional, parece que los argumentos
jurídicos les irritan.
Estos personeros de la “desmalvinización” están ahora bastante acallados. Han cambiado un
poco los tiempos. Parece que hemos pasado a una “malvinizacion”, pero que hasta ahora es
solo retórica. Como dice Mangabeira Unger: “La tradición en América Latina es que una
política interna de abdicación nacional es enmascarada por una política externa de rebeldía
retórica. En realidad, un proyecto externo solo puede ser la expresión de un proyecto interno
fuerte”.
Por ello no nos queda más remedio que finalmente ser lo que deberíamos haber sido desde un
principio, es decir absolutamente contemporáneos. Lo que significa asumir que en el siglo XXI
el tema central de la política global son los derechos soberanos sobre la exploración y
explotación de los recursos naturales. Este es el nombre actual y moderno de la palabra o
noción de soberanía.
En una democracia genuina, la renta de estos recursos deber ser distribuidos en beneficio de
toda la población, ya que según es sabido el único soberano no es un monarca o mandatario
sino el Pueblo mismo. No nos queda más remedio que reconstruir un proyecto nacional en
democracia y unidad. Para reencontrarnos con esa senda virtuosa que le devuelva la felicidad
al pueblo argentino. En convergencia y unión, y también siempre atentos y realistas en la
percepción de la acelerada dinámica de las relaciones de poder, marcharemos hacia nuestro
objetivo. En el dificilísimo contexto que vivimos ese objetivo puede definirse como lo hiciera
Mariano Moreno cuando señalo que: "El pueblo no debe contentarse con que sus jefes obren
bien; él debe aspirar a que nunca puedan obrar mal”. Muchas Gracias.
Ing. Mario Cafiero.
Buenos Aires, 25 de noviembre del 2009.
Para romper el hermetismo respecto la disputa de soberanía
sobre el vasto patrimonio de nuestra “pampa sumergida”.
¿QUE ESTA PASANDO?
EN LA PLATAFORMA CONTINENTAL ARGENTINA, EN EL MAR ARGENTINO

Y EN NUESTRO SECTOR ANTARTICO Autor: Ulises (Sobre la autoría del trabajo puedo decir que se trata del resultado de experiencia perseverancia y profesionalidad. Ing. Mario Cafiero).
“La libertad de expresión no significa que cada cual diga lo que quiera, sino garantizar que todo lo que haya que decir sea dicho, y que los ciudadanos cuenten con la información nece-saria para poder evaluar a los gobiernos… Que el debate pu-blico sobre los temas de importancia, de mayor importancia, sea amplio, abierto y robusto.”
Owen Fiss (profesor en Yale y ex secretario de la Justicia de los EEUU. Publicado en La Nación 23/07/08)
I. LA DISPUTA DE LOS RECURSOS NATURALES DEL ATLANTICO SUR Y LA ANTARTIDA:
Los acontecimientos y el debate generados en el país a partir del dictado de la Resolu-ción 125 de retenciones móviles determinaron la inclusión definitiva del tema del cam-po, su realidad y sus recursos como cuestión prioritaria y esencial en la agenda de todos los sectores de la sociedad argentina y de su dirigencia.
También destacaron la importancia de la cuestión institucional, el rol del Parlamento y que el debate público, robusto y comprensible para la ciudadanía es el camino para afianzar una República representativa, democrática y federal; de conformidad con la Constitución Nacional y el sentir unánime y legítimo de la sociedad argentina.
Este aprendizaje democrático colectivo debe servirnos como guía para enfrentar otros desafíos comunes a nuestro destino nacional. Me refiero concreta y específicamente a la cuestión del Mar Argentino y su plataforma continental en torno a Malvinas, Antártida y archipiélagos australes. Una asignatura pendiente de máxima y similar magnitud que no ha sido realizada, fundamentalmente por el desconocimiento y la desinformación indu-cidos por el sistemático hermetismo que la encubre, en particular desde 1989.
Me refiero a los inmensos recursos minerales, pesqueros, genéticos, biodiversidad, etc.; de esa inmensa pampa sumergida que la naturaleza, el derecho, la geografía y – para los creyentes- la Providencia han colocado frente a nuestras costas. Recursos que han mul-tiplicado su valor por su carácter prístino, en un mundo depredado y ecológicamente contaminado.
1
La tenencia de recursos naturales parece ser el tema central de la geopolítica en el siglo XXI. Un ejemplo de ello es la severa puja por la delimitación y apropiación de los re-cursos del Ártico, de la cual son protagonistas: EEUU, Rusia, Canadá, Noruega y Di-namarca. La intensidad y contornos conflictivos que la misma ha adquirido, deben ser-virnos de llamado de atención para la cuestión de los recursos naturales de la Antártida y el Atlántico SUR
El redespliegue de la IV Flota de los EEUU no es ajeno a la trascendencia que los pode-res del mundo otorgan a este vasto reservorio de recursos de todo tipo.
El Atlántico Sur se ha convertido en la vedette y el centro de la exploración y explota-ción de petróleo offshore a nivel planetario, sustituyendo rápidamente al Mar del Norte, pionero en la materia en la década de los 70. Nuestro vecino Brasil y desde la otra costa Nigeria, Guinea Bissau, Angola y otros Estados africanos, todos ellos ribereños del Atlántico Sur son países en pleno auge petrolero.
Es decir que el control de los recursos naturales, central a los problemas del Atlántico Sur, no es una obsesión de un grupo de trasnochados sino una cuestión real y de canden-te actualidad.
I. ¿Que esta en juego?: 400 millones de hectáreas.
Gran Bretaña disputa a la Argentina más de 3.000.000 de km2 de plataforma continental en Malvinas, Georgias, Sándwich y Antártida. Se trata de la mayor controversia por te-rritorios marítimos del planeta. Implica una enorme superficie marina y submarina que se extiende desde áreas adyacentes a las costas patagónicas y el sur de la Provincia de Buenos Aires, a través del Atlántico Sur y sus Islas hasta el Polo Sur. No existe en el mundo controversia alguna de esta magnitud y potencial de recursos geoeconómicos en disputa.
Sin embargo, no hay signos de actividad relevante alguna por parte de nuestro país y parece que la pasividad Argentina en esta materia marca la única excepción. Mientras que por el contrario, se verifica una hiperactividad británica en Malvinas, Georgias, Sándwich del Sur y Antártida, de la que existe amplia información accesible en el web-site de la Falkland Islands.
La plataforma continental es la prolongación natural submarina del territorio de un Es-tado ribereño y desde el punto de vista jurídico significa obtener los derechos soberanos sobre la exploración y explotación de todos los recursos del área con exclusión de terce-ros Estados. Argentina es un país pionero en esta evolución del derecho del mar, ya que el 11 de octubre de 1946 el entonces Presidente J.D. Perón firma el Decreto 14708 que proclamó la soberanía sobre el zócalo y mar epicontinental.
Luego le sucedieron la declaración del presidente Truman de los EEUU y las reivindi-caciones de Perú, Chile y Ecuador en el Pacifico. En 1982 las Naciones Unidas adoptan la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar, conocida como CONVEMAR. En su art. 76 la CONVEMAR fija un limite mínimo de doscientas millas marinas medidas desde la costa y permite su extensión hasta 350 millas y aun más allá en casos excepcionales para los Estados cuyo lecho y subsuelo marinos presenten cier-tas características geológicas batimétricas y orográficas definidas en el mismo art. 76.
Para consolidar derechos soberanos más allá de las doscientas millas es necesaria la pre-sentación y aprobación de la Comisión de Limites de la Plataforma Continental (CLPC) de Naciones Unidas dentro de un plazo. Más allá del límite externo de la plataforma continental los fondos marinos son patrimonio común de la humanidad.
2
La reivindicación de plataforma es un “juego de suma cero”: lo que no se le reconozca a un Estado ribereño, será apropiado por otro Estados ribereños, o por Estados con recla-mos superpuestos o por “la Humanidad”, cuyo patrimonio administra la Autoridad In-ternacional de Fondos Marinos.
Por la característica de nuestras costas la Argentina podría incorporar a su territorio una superficie adicional de aproximadamente 4.000.000 de km2 o sea 400.000.000 de hectá-reas de esta nueva “pampa sumergida”.
La disparada de los precios de los combustibles, el agotamiento de las reservas argenti-nas de gas y petróleo, y la gravísima situación de escasez de energía que afecta muy se-riamente nuestro país, hacen imperiosa la incorporación efectiva de la plataforma conti-nental, y comenzar cuanto antes la exploración y explotación del petróleo y gas que se encuentran en el subsuelo marino.
Según la información del máximo experto oficial británico sobre este tema, Christ Car-leton, Jefe de la División del Derecho del Mar de la Oficina Hidrográfica Británica, el volumen del petróleo existente bajo el mar solo en la región de Las Malvinas es inmen-so, ya que pruebas sísmicas indican que allí hay alrededor de sesenta mil millones (60.000.000.000) de barriles de crudo. (The Guardian 20/9/2007: “¿El nuevo imperio británico? El Reino Unido planea anexar el Atlántico Sur”, Ver Anexo).
Estas magnitudes son similares a los recientes descubrimientos de petróleo oficialmente anunciados por Brasil con respecto a su propia y vecina plataforma. Asimismo el go-bierno de Brasil habría suministrado en el más alto nivel oficial (Presidencia y Cancille-ría) información precisa al gobierno argentino, indicando que sus estudios sísmicos permiten determinar que la magnitud del potencial petrolero submarino argentino es si-milar y podría ser aun mayor que el de la plataforma continental brasileña.
En términos de bienestar concreto para nuestra población, a cada argentino cualquiera sea su edad o sexo, incluidos los isleños nacidos en Malvinas les corresponderían 1500 barriles de petróleo, o sea 200.000 dólares tomando un precio de 135 U$S/barril. Y esto considerando exclusivamente lo que se refiere al petróleo de la plataforma que rodea Malvinas.
Naturalmente existirían costos de exploración y explotación a ser tenidos en cuenta, pe-ro de todos modos el margen de esta nueva renta petrolera sería enorme para la econo-mía nacional y sus propietarios somos los 40 millones de argentinos.
Esta fabulosa riqueza torna manifiestamente absurda toda estrategia centrada en la “se-ducción” de los isleños, quienes, por supuesto siempre preferirán ser billonarios a dejar-se seducir.
Incorporar definitivamente los recursos de la plataforma continental y extraerlos o NO hacerlo o hacerlo negligentemente, hará la diferencia entre el desarrollo y la prosperidad o el progresivo estancamiento y distribución de la pobreza para nuestra población.
El problema -dilema- es perentorio y de máxima urgencia. El plazo que tiene la argenti-na para efectuar su presentación ante la Comisión de Limites de la Plataforma Continen-tal (CLPC), vence indefectiblemente el 13 de mayo de 2009.
La fecha del 13 de mayo del 2009 no es tentativa sino definitiva. Se trata de una última oportunidad, ya que en el 2005 la Argentina pidió la única prorroga posible. No lo hicie-ron otros países que obraron de forma más diligente.
Es conveniente destacar los claros términos del derecho internacional vigente: “La pre-sentación se efectuara lo antes posible, y en todo caso dentro de los diez años siguien-tes…” (CONVEMAR Anexo 2, art. 4). La fecha indicada es pues un plazo máximo y
3
así los entendieron todos los Estados ribereños con importantes plataformas continenta-les. La única excepción a esta regla de oro de la presentación oportuna y temprana es la Argentina.
En efecto, según Documento Oficial de la CLPC -actualizado al 17/6/2008- efectuaron sus presentaciones los siguientes Estados: Federación Rusa 2001, Brasil 2004, Australia 2004, Irlanda 2005, Nueva Zelanda 2006, Francia-Irlanda-España y Gran Bretaña 2006, Noruega 2006, Francia 2007, Méjico 2007, Barbados 2008, Gran Bretaña 2008, Indone-sia 2008 (Anexo 2).
Cabe señalar que EEUU, Dinamarca y Canadá no están sometidos al plazo del 13 de mayo del 2009, disponiendo Dinamarca de plazo hasta el 16/11/2014 y Canadá hasta el 7/11/2013. EEUU no se sujetó a plazo alguno por no haber ratificado la CONVEMAR, aunque como es público y notorio ha dispuesto recientemente -por un decreto presiden-cial- la iniciación de la explotación de hidrocarburos en las plataformas submarinas de Alaska y el Pacífico, poniendo fin a la veda hasta entonces imperante.
II. ¿Que se ha hecho a la fecha en nuestro país?
La COPLA (Comisión Nacional del Limite de la Plataforma Continental) creada en el ámbito del MRREE por ley 24815 en el año 1997 es una Comisión interministerial cuyo objetivo es elaborar -de conformidad con lo establecido por la CONVEMAR- una pro-puesta definitiva para el limite exterior de la plataforma continental argentina y obtener la aprobación internacional de esta propuesta por la Comisión de Limites de la Plata-forma Continental (CLPC) de las Naciones Unidas, con sede en Nueva York, consoli-dando el ejercicio de los derechos soberanos de nuestro país sobre los recursos existen-tes en un vastísimo territorio.
De acuerdo a la escuálida información disponible, podemos trazar el siguiente cuadro de situación:
1) Superficie a relevar:
En todos los documentos de la COPLA y de la Cancillería se efectúa siempre la misma estimación de 1.000.000 de km2. No se suministra fundamento alguno para dicha afir-mación, ni se hacen referencias geográficas concretas. Esta cifra es sensiblemente me-nor a otras estimaciones y parece excluir la plataforma continental antártica.
Falta también toda referencia geográfica clara, en los documentos conocidos de la CO-PLA y de la Cancillería que se refieren a las campañas oceanográficas. Hacen referencia a actividades entre el Río de La Plata y el golfo San Jorge, y a campañas de recolección de datos al “noroeste” de las Islas Malvinas. Recién en mayo del 2008 hay referencias “por primera vez” a trabajos realizados por el Buque Puerto Deseado en el área Malvi-nas y Georgias. No existe referencia alguna, ni siquiera de tipo general a la plataforma continental antártica y subantártica. En realidad se relevan las zonas de menor potencial y se ignoran o postergan las más relevantes.
2) Medios disponibles:
Flota utilizada para el relevamiento: dado que se trata de una labor esencialmente oceanográfica el instrumento idóneo son naturalmente los buques. La Argentina ha per-dido en 1989 -en la Antártida- por hundimiento el buque Bahía Paraíso, y no fue reem-plazado. En abril de 2007, se incendió el Almirante Irizar y no fue reparado ni reempla-zado. La perdida del A. Irizar conllevó la inutilización de los dos helicópteros de buen porte de los que disponía. En enero de 2008 sufrió serias averías el ARA Puerto Desea-
4
do que fue auxiliado y reparado. Otros buques han sido retirados de servicio por obso-lescencia.
En resumen, tal como señala un documento oficial ( pag. 46 Convenio Gobierno argen-tino – PNUD) “El buque oceanográfico Puerto Deseado constituye la única unidad oceanográfica adscripta al Servicio de Ideografía Naval y es prácticamente el único buque de investigación del Estado Argentino con capacidad para efectuar un releva-miento batimétrico en aguas profundas (con profundidades superiores a los 5.000 me-tros), en las condiciones requeridas por las Directrices Científicas y Técnicas del CLPC de la CONVEMAR”.
La austeridad, que se refleja en la unicidad de la flota – o sea UN solo buque- asignado a tan importantes tareas, constituye un caso único de minimalismo que contrasta con la variedad y diversidad de elementos y buques de todo tipo utilizados por el resto de los países que realizan o realizaron tareas similares. Una vez mas la Argentina es un caso único y no en el mejor de los sentidos.
Esta austeridad se convierte en menesterosidad cuando leemos en los informes de la COPLA que para el relevamiento se han utilizado “buques de oportunidad”(o sea: usan-do el “dedo”). Una extraña denominación que no aclara de que tipo o nacionalidad eran esas “oportunidades”. Reconoce la COPLA y la Cancillería haber utilizado los servicios de un buque propiedad del Estado alemán (confederado del Estado británico en la Unión Europea).
3) Presupuesto:
La escasísima información difundida se limita a hacer vagas referencias al decreto 732 del año 2000, y al Programa PNUD (Programa Naciones Unidas para el Desarrollo) que “coordina y supervisa los gastos”. Hay también quejas de la misma COPLA por demo-ras de tipo administrativo y contable. Es positivo destacar que el Congreso Nacional aprobó por unanimidad en ambas cámaras una partida de 40.000.000 pesos/dólares hacia el mes de octubre del 2000 a pedido del entonces Presidente De la Rua. El Con-greso conciente de la trascendencia nacional de las tareas de la COPLA aprobó sin dila-ciones el requerimiento del PEN.
Sorprendentemente el mismo PEN vetó su propio requerimiento mediante el decreto Nro 1003 del 2000, sin fundamento expreso y trasladando, casi de inmediato, al funcio-nario que había solicitado los fondos. Otro caso único: el PEN veta un aumento de pre-supuesto que el mismo había solicitado poco antes al Congreso.
Cabe señalar que por ese entonces -fines del año 2000 -disponíamos de una flota, de un horizonte de nueve años para llevar adelante la tarea y de la importante suma que el Congreso había otorgado y el PEN rehusó recibir. Pareciera ser un caso de boicot o auto boicot donde se lesionó la autonomía financiera y la confidencialidad de los traba-jos de la COPLA que paso a depender de un Programa Internacional con los consiguien-tes condicionamientos. En otras palabras, la Argentina supo tener plata propia, buques y tiempo; la plata la vetó el propio PEN, el tiempo pasó y los buques envejecieron, se ave-riaron o se incendiaron. Supo la COPLA tener… pero empezó a padecer y no delineó la frontera, que siempre es difícil cuidar…
4) Confidencialidad:
Es obvio que la masa crítica formada por los datos obtenidos del relevamiento de nues-tro lecho y subsuelo marino son un material de alto valor estratégico y comercial y, por tanto, de estricta confidencialidad. En especial con referencia a la prospección minera y de hidrocarburos. Una máxima que circula entre los expertos internacionales es que
5
donde hay plataforma continental puede haber petróleo, pero que donde hay petróleo siempre hay plataforma continental.
Los datos recogidos por la COPLA no tienen garantía real de confidencialidad por cuan-to han sido compartidos al menos con el PNUD y con un barco del Estado alemán, tal vez también con anónimos buques de oportunistas y probablemente con incluso los bri-tánicos, por acuerdos o entendimientos firmados en la cancillería y guardados hasta aho-ra bajo siete llaves. La confidencialidad e incluso el hermetismo han sido firmes y constantes solo frente y contra la opinión pública, la sociedad en general y los me-dios de comunicación argentinos.
5) Hermetismo y desinformación a la opinión publica, los medios de prensa y la sociedad argentina:
El gobierno y en particular la Cancillería deben informar al Parlamento Nacional y a la opinión pública en forma detallada y precisa cuales fueron los acuerdos, entendimientos y contenidos de las reuniones celebradas con los británicos y acompañar los textos co-rrespondientes.
Se reitera que la fijación de límites territorial es función del Congreso nacional y que la publicidad y responsabilidad de los actos de gobierno y el derecho de los ciudadanos a la información son principios básicos de todo sistema republicano consagrado desde el comienzo de nuestra vida independiente. Naturalmente, no pueden existir secretos para los argentinos de actos informaciones o documentos conocidos por los británicos y/u otros estados extranjeros.
6) Autoridades de la COPLA:
Es necesario conocer la nomina completa de los presidentes de la COPLA de su funda-ción en 1997 y el período durante el cual se desempeñaron y las tareas realizadas por cada responsable. Por ejemplo llama la atención que la misma persona haya ocupado simultáneamente los cargos de Presidente de la COPLA y de la CARU, (Comisión Ad-ministradora del Río Uruguay) cuya gestión coincidió con el conflicto todavía abierto con nuestros hermanos uruguayos por las papeleras de Gualeguaychu.
La COPLA dispone en sus presupuestos anuales y ha utilizado partidas especiales para la difusión de sus actividades.
7) El festejo anticipado y ficticio de obras no realizadas constituye otro acto ex-cepcional:
Las autoridades argentinas, Ministra de Defensa, vicecanciller y presidente de la CO-PLA y el diputado Basteiro coinciden en considerar finalizadas las tareas de la COPLA al “ver coronado con éxito” dicho esfuerzo. Se festeja el logro ficto en el Palacio San Martín (ver Clarín 26 de julio de 2008, página 20) y el Proyecto de Resolución 3916/2008 -del referido parlamentario- expresa “el beneplácito de la Cámara de Diputa-dos por la labor que permitió delimitar los limites exteriores del Mar Argentino”.
Simplemente, nada de eso es cierto. Las tareas de la COPLA y sus tribulaciones termi-naran solo con la aprobación en Nueva York de la presentación argentina. Al día de hoy no hay ni presentación, ni mucho menos aprobación, solo la recolección de datos parcia-les que irresponsablemente no incluirían a la Antártida y que aún están pendientes de procesamiento.
Es una burla a la opinión pública festejar por adelantado la finalización de una obra cuando esta todavía se encuentra en la etapa de colocación de los primeros cimientos.
III. Situación en relación con nuestra controversia con el Reino Unido sobre Mal-vinas, Islas del Atlántico Sur, Antártida y espacios marítimos adyacentes
6
Naturalmente la COPLA y sus tribulaciones arriba reseñadas constituyen solo un seg-mento -importante sin duda-, de la cuestión de disputa de la soberanía con el Reino Unido. A partir de la firma de los llamados acuerdos de Madrid –octubre de 1989 y enero 1990- la Argentina se embarca en lo que se ha denominado “un política de Esta-do” sobre estas cuestiones.
Si se descarta el palabrerio distractivo y la concentración en cuestiones laterales (ositos, cotillon, viajes, auto elogios, etc.), resulta obvio que la sustancia de la cuestión pendien-te con el Reino Unido consiste casi exclusivamente en una controversia sobre enormes territorios fundamentalmente marítimos y su colosal potencial de recursos naturales.
El balance de dicha política es a todas luces un fracaso sin fisuras y esta reflejado en cifras concretas que pueden ser fácilmente verificadas con la simple ayuda de un com-pás y un mapa.
En 1989/90 el Reino Unido pretendía jurisdicción pesquera sobre 214.000 km2 en el Atlántico Sur y no había delineado ni reclamado específicamente plataforma continental en la zona.
Luego de los acuerdos de Madrid se apropio ilegalmente de 1.081.941 km2 en torno a Malvinas, Georgias y Sándwich en carácter de zona económica exclusiva pesquera y de 1.650.000 km2 de plataforma continental en la misma área.
Comenzó desde principios de la década del 90, y luego de los consiguientes acuerdos pesqueros firmados con la Republica Argentina en el contexto de esta nueva política, una explotación intensiva, expansiva y progresiva de los recursos icticolas de este área que no excluyo su virtual depredación.
Con respecto a la plataforma continental luego de firmado el Acuerdo Argentino –británico Rifking-DiTella en 1995 sobre hidrocarburos submarinos en le Atlántico Sur, comenzó la actividad prospectiva y exploratoria en la zona con la creciente presencia de plataformas y tecnologías para el caso.
La referida expansión ilegitima, primero normativa y luego fáctica abarcó el primer pe-riodo de las relaciones argentino británicas. Hoy esta cifra de 1.650.000 km2 de plata-forma británica pasara en breve a 4.000.000 de km2.
Frente a tal atropellada, los operadores del establishment seductor contestaron con nue-vos mohines, mascaras y paraguas de soberanía fabricados a medida de las circunstan-cias.
Un ejemplo adicional de hermetismo puertas adentro es el Acuerdo firmado con Gran Bretaña los días 8 y 20 de junio del 2001 sobre plataforma continental. Solo en septiem-bre del 2005 y ante una requisitoria parlamentaria la Cancillería informó sucintamente que: “el 8 y 20 de junio la Republica Argentina y el Reino Unido concluyeron un Acuerdo por Canje de Notas bajo la formula de soberanía, sobre intercambio de in-formación acerca de las actividades preparatorias de las respectivas presentaciones ante la Comisión de Limites de la Plataforma Continental. A este respecto se han reali-zado dos reuniones en Buenos Aires, en junio de 2001 y en diciembre de 2004”.
Reitero que esta información no es pública y solo fue divulgada como resultado de una requisitoria parlamentaria que consistió en un pedido de juicio político que varios dipu-tados nacionales, por instancia del entonces diputado Mario Cafiero, le promovieran al entonces Canciller Bielsa – en el mes de junio del 2005 – por su inacción ante la incor-poración de las Malvinas y Antártida como territorio de ultramar en el proyecto de Constitución Europea Tampoco ha sido público el documento enviado al embajador británico el 8 de junio de
7
2001 suscripto por el Canciller Rodríguez Giavarini (Ver Anexo). No se conoce cual fue el objeto o beneficio recibido en canje.
Ese es el resultado concreto de la llamada “política de Estado” que en contraste con la mega expansión británica y la apropiación ilegitima y ocultada de inmensos recursos, no permitió a Argentina ni un kilo de pescado, ni un litro de agua, ni un barril de petróleo, ni un m3 de gas, ni un lotecito de plataforma submarina, ni nada de nada tangible o real.
Estos logros de la diplomacia británica, todavía provisorios y revisables, sin compensa-ción y sin paralelos históricos fueron posibles como resultado de una política que con-sistió, para el Reino Unido en:
a) procurar expandir y consolidar derechos de soberanía sobre los recursos natura-les renovables y no renovables del Atlántico Sur y de la Antártida (incluyendo Malvinas y espacios adyacentes).
b) lograr un hermetismo suficiente en la Argentina para que los avances en el cumplimiento del objetivo a) no sean conocidos por la opinión publica y la so-ciedad argentina, y que en lo posible no trasciendan a la agenda política local y global. Una suerte de “corralito” informativo.
c) Promover, premiar y/o estimular a quienes contribuyan a estimular el cumpli-miento del objetivo b)
d) Desalentar a los aguafiestas del “grand royal festival”, minimizar o ningunear a quienes puedan contribuir a dificultar el cumplimiento de los objetivos a) b) y c).
La Cancillería Argentina en vez de contrabalancear el objetivo expansivo británico pun-to a), resultó claramente funcional a los objetivos británicos puntos b) c) y d), por medio del silencio, la desinformación y la difusión de ejes distractivos.
Es del caso destacar el silencio y desinterés manifestados ante evoluciones favorables y propicias para el reconocimiento de las posiciones jurídicas argentinas en materia de integridad territorial. (Ver: “Corte Internacional de Justicia de La Haya Camerún c/Nigeria” y fundadas opiniones de un jurisconsulto argentino con experiencia real y exitosa en litigios internacionales)
De este modo, una serie ininterrumpida de fracasos que se prolongan desde 1989 se dis-fraza de “política de Estado” y se festeja como una actitud razonable y prudente, al igual que con la COPLA, festejos dignos de mejor causa.
Un colosal operativo de desinformación y ocultamiento de la realidad que es necesa-rio revertir de inmediato.
IV. ¿Desde cuando se conoce la cuestión?:
La situación y las graves consecuencias para el país que surgen de lo expuesto mas arri-ba, fueron anticipadas la Canciller Taiana en ese entonces vicecanciller a cargo del Mi-nisterio, los días 29 y 30 de enero de 2004, ocasión en que se le hizo entrega de un do-cumento de 13 paginas y anexo de 4 fojas titulado “Malvinas: la cuestión pendiente de los territorios marítimos y sus efectos patrimoniales” elaborado por el entonces emba-jador Horacio Solari, que mereció por respuesta un hermético silencio Se acompaña como anexo.
Por otra parte, las sucesivas expansiones marítimas británicas fueron difundidas por su-cesivas “Proclamas” del ilegítimo gobierno de las Islas Malvinas accesibles por Internet (Proclama No. 2 del 28 de noviembre de 1990, Proclama No. 1 del 22 de noviembre de 1991, Proclama No. 1 del 7 de mayo de 1993, etc.)
8
No obstante estas y otras proclamas claramente lesivas para el interés nacional las suce-sivas delegaciones argentinas, a veces de rango ministerial, a veces menor, continuaron suscribiendo entendimientos de cooperación y amistad que, a diferencia de la famosa resolución 125 del Ministerio de Economía no fueron dadas a publicidad o lo que es lo mismo no fueron íntegramente difundidas, existiendo declaraciones unilaterales inter-pretativas británicas que aun hoy permanecen en la nebulosa desinformativa caracterís-tica esencial de la llamada “política de Estado”. No queda en claro a que Estado corres-ponde esa política.
El 22 de noviembre de 2007 Mario Cafiero, Claudio Lozano, Eduardo Macaluse y Fer-nando Solanas realizaron una Conferencia de prensa, en la Cámara de Diputados bajo el título de “Denunciamos que peligra gravemente nuestra soberanía territorial marítima”. A pesar de la presencia de numerosos periodistas no tuvo ningún eco en los medios grá-ficos.
V. Próximos pasos de la contraparte británica:
• Presentación ya anunciada de la Plataforma Continental en torno a Mal-vinas y Georgias.
• Similar presentación para la Antártica
• Expansión en el Alta Mar del Atlántico Sur: Pesca comercial intensiva de especies migratorias y ahora también sedentarias, bajo la cobertura “con-servacionista” de su interpretación del Acuerdo de Nueva York de 1995. Como se ve, nada del Atlántico Sur le es ajeno, ni siquiera el Alta Mar.
• Reforma prevista para este mes de agosto de la “Constitución” isleña a fin de privilegiar los intereses de la metrópolis en materia de recursos na-turales y discriminar distintas categorías de pobladores y ciudadanos se-gún sus conveniencias.
VI. ¿Que hacer en lo inmediato?: el Congreso Nacional debe tomar cartas inme-diatamente en este asunto.
La delimitación del territorio, incluyendo los límites marinos y la sigilosa expansión británica no pueden quedar en manos de grupos reducidos.
La Constitución Nacional es clara al respecto:
Objetivos a lograr: Preámbulo: “…promover el bienestar general para nosotros para nuestra posteridad y para todos los hombres del mundo que quieran habitar el suelo argentino…”.
Disposición transitoria primera: “La Nación Argentina ratifica su legitima e impres-criptible soberanía sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sándwich del Sur y los espacios marítimos e insulares correspondientes por ser parte integrante del territorio nacional. La recuperación de dichos territorios y el ejercicio pleno de soberanía, respe-tando el modo de vida de sus habitantes, y conforme a los principios del Derecho Inter-nacional, constituyen un objetivo permanente e irrenunciable del pueblo argentino.”
Atribuciones del Congreso: art. 75 inc 15: “…arreglar definitivamente los limites del territorio de la Nación…”.
Art 99 inc 17. Responsabilidades del PE: Art 100 inc 11: “producir los informe y ex-plicaciones verbales u escritas que cualquiera de la cámaras solicite al PE”.
9
Art 103: “los ministros no pueden por si solos, en ningún caso, tomar resoluciones a excepción de los concerniente al régimen económico y administrativo de sus respectivos departamentos”.
VII. CONCLUSIONES y ACCION REQUERIDA:
Deberá entonces asegurarse que se efectúe la presentación en tiempo y forma del límite exterior de nuestra plataforma. Es doblemente necesario que dicha presentación revista la máxima calidad científica y jurídica para el caso de Argentina, que debe delimitar una zona mayoritariamente superpuesta con los reclamos británicos. Toda debili-dad, morosidad, falencia o precariedad será inevitablemente utilizada en nuestro perjui-cio.
No puede admitirse que, en una cuestión en la que existe una potencia extranjera con manifiesta vocación de apropiación, impere un verdadero “corralito informativo” que envuelve al Atlántico Sur y sus recursos y que sufre el conjunto de la sociedad argenti-na.
Para ello debe ponerse fin a un modus operandi que entierra sus errores con nuevos errores y, despreocupadamente, gestiona el abandono de un ingente conjunto de re-cursos que son patrimonio de todos los argentinos.
Dado el rol central e inexcusable que le cabe al Parlamento en el tratamiento de las cuestiones antes expuestas se infiere que su participación debe ser activa y exhaustiva ya que su silencio o intervención restringida daría lugar a responsabilidades similares o mayores que las de las sucesivas administraciones y los funcionarios implicados.
Las Provincias con litoral marítimo e intereses pesqueros que en muchos casos coinci-den con la presencia de recursos energéticos deben prestar especial atención a esta cues-tión.
La sociedad argentina tiene derecho a saber de que se trata y también el compromiso de movilizarse para defender el patrimonio presente y de las futuras generaciones.
10
LISTA DE ANEXOS:
a) La Cuestión pendiente de los territorios marítimos y sus efectos terri-toriales. (13 páginas y anexo de 4 fojas). 29/1/2004 y Diciembre 1998. Embajador Horacio Solari.
b) Propuesta Canje de Notas Argentino-Británico suscripto por el Canci-ller argentino el 8/6/2001.
c) Lista de Estados que efectuaron su presentación ante la CLPC al 17/7/2008. (http://www.un.org/Depts/los/clcs_new/clcs_home.htm)
d) Mapa de la reivindicación argentina solo hasta 200 millas.( http://islasmalvinas01.blogspot.com/2008/04/mapa-plataforma-continental-argentina.html)
e) Mapa reclamos británicos superpuestos . Ver Diario The Guardian (15.10.07. Interactive. Antarctica – British claim _ Special reports _ Guardian Unlimited.mht)
f) Mapa situación en el Ártico.
g) Mapa tarea terminada de Australia. (http://data.aad.gov.au/aadc/mapcat/display_map.cfm?map_id=13473)
h) Articulo diario británico The Guardian, septiembre 22 del 2007: El nuevo Imperio británico. Planes británicos para anexar el Atlántico Sur.
i) Pedido de juicio político al Canciller Bielsa. Julio 2005.
Los anexos que no están referenciados en la web, estarán disponibles en http://www.mariocafiero.com.ar

La otra mirada de un hecho histórico

Estuvo
en Corrientes el escritor Francisco Pestanha, autor de “Malvinas: la
otra mirada”. En el salón auditorio de la Mutual de Gendermería
Nacional, brindó una conferencia sobre el tema. Antes, visitó El
Litoral, acompañado por el presidente de la Federación de Veteranos de
Guerra de la Provincia y dos ex combatientes. “El 14 de junio de 1982
terminó la batalla militar; desde entonces continúa la lucha cultural”,
dijo.

Estuvo en Corrientes el autor del libro “Malvinas: la otra mirada”.
Abogado, ensayista, historiador y docente en Ciencias de la Educación en
la Universidad de Buenos Aires, Francisco Pestanha dio una conferencia
sobre Malvinas en el salón auditorio de la Mutual de Gendarmería
Nacional (Amugenal). Antes, visitó El Litoral, acompañado por tres ex
combatientes, Walter Alcides Rogido, presidente de la Federación de
Veteranos de Guerra de la provincia de Corrientes, Jorge Norberto
García, sub oficial del Ejército en Malvinas y Juan Vallejos, sargento
del Ejército, quien en 1982 se desempeñaba como paracaidista militar en
el Regimiento de Infantería 3 de La Tablada (Buenos Aires).
Hace
siete años que Pestanha profundiza en la historia del tema Malvinas. “Me
acerqué a la cuestión Malvinas a partir de un disconformismo por la
información oficial, estaba en total desacuerdo por la manera en que se
estudiaban las relaciones anglo argentinas en la historia en general”,
dice.
“El proceso de desmalvinización me interesa porque apunta a
descontextualizar la guerra de Malvinas, de la historia de las
relaciones con Gran Bretaña”, agrega. La contienda no fue un hecho
aislado, fue una gesta patriótica que tuvo por héroes a un puñado de
jóvenes que, con el convencimiento de “dar la vida por la Patria”,
partieron rumbo a las islas con total convicción. Hoy se ignora ese
proceso y se quiere mezclar la dictadura militar con la gesta de
Malvinas, olvidando aquel convencimiento madurado en la conciencia de
quienes juraban fidelidad a una bandera con los colores de la Argentina.
“Malvinas
es sinónimo de heroísmo, sacrificio, conductas que podrían ser ejemplo
para la sociedad. Sin embargo, se colocó a los combatientes en una
situación de menoscabo que con el tiempo se fue tornando negativa; se
alteró la imagen de cara a la sociedad y se los fue obligando a una
situación de víctimas”. La victimización de los veteranos de guerra,
obra en negativo en cuanto pierden su subjetividad, no es ese el
reconocimiento que debiera darse al ex combatiente. Más vale la razón de
su lucha que no fue en vano, que la categorización pordiosera al
mostrarlos en una “vidriera” como “consecuencia de” y no como “héroes
de”.
Mientras Pestanha habla, los soldados escuchan. Apoyado en
muletas está Juan Vallejos (53) y también aporta su opinión: “No me
considero una víctima, siento que cumplí con mi deber de ciudadano
argentino y no hubo otra obligación que me envíe a las islas. No soy el
pobre muchacho que no sabía lo que hacía, los que verdaderamente
combatimos, sentimos un orgullo muy grande porque en la guerra no se
contaban cuántos, no se sabían nombres y apellidos, Malvinas somos uno y
las mentiras que desvirtúan el sentido de nuestra participación, tapan
hechos que para nosotros fueron importantes, siguen siendo vivencias sin
tiempo, más que recuerdos próximos a olvidar”.
Pestanha, cercano a
la corriente de pensamiento de Scalabrini Ortiz y Arturo Jauretche, cita
a este último al decir: “En el Manual de Zonceras Argentinas, Jauretche
definía a estas como principios introducidos en nuestra formación
intelectual desde la más tierna infancia, en dosis para adultos y en
apariencia de axiomas, para impedirnos pensar las cosas del país por la
simple aplicación del buen sentido (sentido común). Para don Arturo, la
zoncera madre que parió a todas, era la de civilización y barbarie,
donde la noción de civilización daba cuenta de un determinado estadio
civilizatorio exógeno y progresista (civilización europea) y la
barbarie, de uno endógeno y decadentista (barbarie iberoamericana)”. Al
limitar el autoconocimiento, inciden sobre la percepción y valoración de
la propia identidad. Este párrafo, tomado del libro de Pestanha,
precede al tratado sobre la victimización de los ex combatientes.
Walter
(correntino de Curuzú Cuatiá), Jorge (sanjuanino, con cédula
correntina) y Juan (correntino de pura cepa), unen su deseo de antes y
de siempre: “Soñamos el día de mañana, entrar a Plaza de Mayo y desfilar
como verdaderos héroes, que la gente nos mire como tales y no sentir la
otra mirada como algo peyorativo sino como lo que debe ser, una mirada
de reconocimiento, de agradecimiento y de comprensión. Nosotros vivimos
la guerra y la volveríamos a vivir porque somos argentinos”.
A 28
años del enfrentamiento, se libra la batalla más larga de todas, la
lucha cultural.